Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Urbanismo
El tráfico, un problema en Repsol

16/09/2008.

La »revolución arquitéctonica» que las cuatro torres traerán consigo para el panorama urbano de Málaga también tiene su lado oscuro: un enorme incremento de tráfico para el que no están preparadas las vías actuales

Parte de la antigua zona de Repsol será un parque. L.O.

Parte de la antigua zona de Repsol será un parque. L.O.

MIGUEL FERRARY. MÁLAGA La construcción de cuatro torres con una altura que oscilará entre los 117 y los 184 metros en los antiguos terrenos de Repsol supondrá una verdadera revolución arquitectónica en la ciudad. Pero también aportará un problema de tráfico a unas sobrecargadas vías, con la llegada de una media de 10.000 viajes en coche nuevos al día.
El estudio de movilidad que acompaña al anteproyecto de los rascacielos de Repsol muestra cómo la construcción de estas torres en una zona ya bastante saturada ofrecerá nuevos problemas de tráfico en los primeros años. Al menos hasta que se apliquen las medidas correctoras que se plantean y se construya el futuro bulevar sobre las vías, que reducirá la circulación por calles como Juan XXIII, la avenida Europa, Ortega y Gasset o Francisco Orellana.
El informe que acompaña al anteproyecto señala que las 1.332 viviendas previstas en las cuatro torres y en el edificio de VPO generarán un tráfico de coches de 23.500 personas en día laborable y de 38.000 los sábados, para acudir a la zona comercial que se ha previsto allí, con un tamaño de casi 40.000 metros cuadrados.
Esta afluencia de personas se traduce en una media de 10.000 turismos más al día, que llenarán calles que rondarán el 90% de ocupación de su capacidad, cuando no el 100% en los casos más extremos. Y es que el informe de movilidad calcula que la circulación se incrementará un 33% al término del proyecto.
No obstante, hace varias proyecciones según se desarrolla la inversión prevista y se construyen las infraestructuras en el entorno. Así, calcula que el año 2012 será el más complicado, alcanzando los límites del colapso en algunos puntos. De este modo, calles que se encuentran entre el 30 y el 60% de ocupación actualmente pasarán a sufrir intensidades del tráfico que ocuparán del 60 al 80% de su capacidad, como la avenida Europa o Juan XXIII, donde en algunos tramos se alcanzará entre el 80 y el 90% de su capacidad.
Peor lo llevará la avenida de la Paloma, donde se prevé cubrir entre el 90 y el 100% de esa vía, rozando el colapso total. Éste se alcanzará en Juan XXIII con la calle Federico Orellana y en puntos del Camino de San Rafael, que ahora soporta una circulación que ronda entre el 60 y el 80% de su capacidad.
Soluciones. No todo son malas noticias para la zona, al menos por lo que prevé el informe de tráfico. Para el año 2017 contempla una notable mejora de las intensidades de tráfico. Las razones hay que buscarlas en la esperada puesta en marcha del metro con toda su capacidad, así como en la construcción del bulevar sobre las vías del tren, con al menos dos carriles por sentido y carril bus.
Con estas medidas y otras para remodelar las actuales calles se espera que la presión sobre el tráfico desaparezca casi por completo, hasta reducir a la mitad la ocupación de las vías. Entre las obras planteadas está que Juan XXIII pase a tener tres carriles por sentido en toda su longitud, con carril bus. En la avenida de Europa se plantea la posibilidad de incluir otra vía reservada para el transporte público y permitir el aparcamiento lateral.
Además, se abre la calle Sillita de la Reina para dar continuidad entre la calle Ceramistas y la avenida de la Paloma, creando una alternativa a Juan XXIII.
El desarrollo de Repsol propone 880 plazas públicas y unas 3.000 de las viviendas y para dar servicios a la zona comercial.

2526308 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO