Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Urbanismo
La espantada de Comarex de las torres Repsol vaticina el fin del modelo urbanístico de Málaga y amenaza a las arcas municipales

24/10/2008.

Las limitaciones de la Junta al PGOU y la crisis económica desmontan la ciudad planeada por el PP y recortan las previsiones de ingresos para los próximos años

24/10/08. Urbanismo. La Málaga del futuro que dibuja el nuevo PGOU, la ciudad que se nos ha enseñado en maquetas y presentaciones de ‘photoshop’ salpicada de rascacielos y grandes proyectos se deshace como un castillo de naipes. Las limitaciones al nuevo PGOU marcadas por la Junta de Andalucía de un lado y los efectos de la crisis económica por el otro, están desmantelando el modelo urbanístico propugnado por el alcalde Francisco de la Torre basado en el uso y abuso de lucrativos convenios con promotores y en la venta de suelo municipal. La espantada de la sociedad granadina Comarex del proyecto de las Torres de Repsol es una significativa señal. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com esboza el complicado panorama económico que se dibuja para el futuro con unas titubeantes cajas de ahorros amagando con fusionarse, un sector de la construcción en punto muerto y un consistorio en el que peligran los ingresos previstos derivados de la construcción.
LA alarmante falta de liquidez por la que atraviesan varias compañías del sector de la construcción, algunas de ellas con nula actividad actualmente, y el inestable escenario financiero con un proceso de fusiones de cajas de ahorros para un futuro no muy lejano van a condicionar el desarrollo de algunos de los grandes proyectos urbanísticos anunciados en Málaga, y consecuentemente, van a afectar a las previsiones económicas que maneja la corporación municipal del PP en la capital de la Costa del Sol, puesto que buena parte de los ingresos económicos con los que cuenta el Ayuntamiento dependen de estos planes urbanísticos.

ALCALDEMIRADELAO.jpgUNA vez que se apruebe definitivamente el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Málaga, el Ayuntamiento ha previsto que los convenios urbanísticos aporten a las arcas municipales 12 millones de euros en 2009, 81.5 millones de euros en 2010 y 82.74 millones de euros en 2011. La cifra total, 176 millones de euros, se incluye en el Plan de Estabilidad Presupuestaria presentado por la responsable de Economía, Carolina España, quien junto a los convenios confía en que los fondos europeos y la venta de suelo (125 millones de euros hasta 2011) sean los tres ejes básicos que saneen los ingresos municipales.

TENIENDOen cuenta que la deuda acumulada del Consistorio supera los 700 millones de euros, que el informe de Analistas Económicos de Unicaja hecho público esta semana vaticina una situación de estancamiento en la provincia para todo el 2009 con previsiones de aumento generalizado del desempleo, noticias como la espantada de la promotora granadina Comarex del proyecto de las torres en los antiguos terrenos de Repsol, paradigma de la política urbanística del alcalde Francisco de la Torre, siembran inquietud y se entiende como una de las primeras retiradas estratégicas de la ciudad de unas empresas en apuros y tan endeudas, o más, que el propio Ayuntamiento.

ENel caso de Comarex ha pesado tanto la propia inestabilidad martiricos_skycrapercity.jpginterna de la familia Rodríguez Acosta como el envite de la crisis. Fuentes autorizadas de Caixa Galicia, sus socios en el proyecto de las torres, informaron ayer a esta revista de que los planes del proyecto no varían de momento y que asumirán la parte del proyecto que les toca de la construcción de las cuatro moles de viviendas y oficinas. Todo esto mientras suenan tambores de fusión entre las dos cajas gallegas (Caixa Galicia y Caixa Nova). El tercer accionista de Daeca Comarex, sociedad promotora de las torres, es el Grupo Dae, con el que ayer resultó imposible contactar.

SIesto ocurre en el proyecto de Repsol, en otro gran proyecto urbanístico similar, el de las torres de la Térmica a cargo de la compañía Reyal Urbis, también se han despertado dudas y recelos, que han sido de momento rebajados con el anuncio hecho por los responsables del grupo constructor de un acuerdo para refinanciar la deuda de 3.000 millones de euros quereyal_urbis.jpg tienen con medio centenar de entidades financieras.

LAS noticias que llegan de OHL (Obrascon Huarte Lain), uno de los promotores con Unicaja del proyecto de otras torres, las de Martiricos, tampoco son buenas. La compañía perdió un 30% de su valor en bolsa en septiembre y ha optado por recomprar sus propias acciones.

PEROel modelo urbanístico propuesto por el PP no sólo se va a condicionar por motivos económicos, sino también por otros de índole legal y administrativa. Por esperado no ha dejado de ser contundente el informe filtrado a los medios de comunicación locales la semana pasada por el que el gobierno andaluz ha trazado líneas rojas a muchas de las zonas de expansión previstas por el Consistorio malagueño en el nuevo PGOU: la ristra de vetos y prohibiciones es larga. La Junta no quiere que se construya en el Arraijanal ni que se haga un puerto deportivo en el Morlaco y ha informado desfavorablemente de las 500 viviendas previstas en Limonar Alto y las 4.200 de la Vega de Campanillas. Lo mismo ocurre con las 2.157 casas que se dibujaron demasiado cerca de la central térmica que construye GasNatural en Maqueda, ni otras 600 viviendas en Churriana. Tampoco el traslado del colegio de Maristas o futuras edificaciones en el monte San Antón son vistas con buenos ojos.

ENresumen, la anunciada defunción del sistema financiero internacional y la protección ambiental que defiende el gobierno andaluz, provocarán necesariamente un replanteamiento de un sistema municipal de crecimiento urbano y económico demasiado expuesto a los vaivenes del sector del ladrillo. La pregunta ahora es adivinar de dónde sacará el dinero el Ayuntamiento de Málaga.

2389089 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO