Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Noticias del Barrio
La verdadera historia del ventorrillo de La Mosca

19/11/2008.

El presidente de la asociación de vecinos cuenta el verdadero origen del nombre de esta barriada colindante con el arroyo Jaboneros

ALFONSO VÁZQUEZ En esta sección hemos dedicado muchas líneas a contar de dónde viene el nombre de algunos barrios de Málaga. Durante muchos años, a la hora de hablar del nombre de la barriada de La Mosca circuló una ´leyenda´, más inspirada en una película de Charlot que en la realidad, según la cual una pareja de guardias civiles acudió al ventorrillo ´innominado´ que dio origen al barrio, y al tomar un vino, una mosca tremenda aterrizó en el brebaje. Desde ese día, supuestamente, quedó bautizado el ´tenguerengue´ como ventorrillo de La Mosca, en honor del alcoholizado insecto. El responsable de la asociación de vecinos de La Mosca, Salvador López, tiene una versión distinta del origen del nombre (una narración menos peliculera). Al parecer, el propietario del ventorrillo, Salvador Santaella, tenía cerdos y se dedicaba a vender productos de la matanza. En esos años pioneros en los que la higiene no era una prioridad, los despojos de la matanza se depositaba en una cañada junto al arroyo Jaboneros. Además, el dueño de la venta colgaba de un cañizo las morcillas y los chorizos. Como es lógico, tanta carne atraía a las moscas y esa profusión dio nombre al ventorrillo, del que nacería el barrio a partir de los años sesenta. Lo que sí es cierto, cuenta Salvador, es que la Benemérita pasaba mucho por allí y hacía un alto en el ventorrillo. Eran los tiempos de la posguerra y una pareja de la Guardia Civil se dirigía a los cortijos cercanos al monte San Antón para recabar información sobre altercados o posibles refugiados y ´maquis´. Salvador da el nombre de algunos de estos agentes, Pablo y Juan de Dios, que tenían su base en el cuartel del Valle de los Galanes, en la avenida Juan Sebastián Elcano. Así pues, las morcillas y derivados y no los guardias civiles (junto a una mosca ´harta de copas´) dieron nombre a la venta.                 Fuente  La Opinión de Málaga.:

2526368 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO