Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Noticias del Barrio
Santiago González, presidente de la Asociación de Vecinos de El Palo: «Las barriadas no son sólo un sitio para dormir; necesitan una vida económica»
Piensa que en muchas ocasiones «los políticos olvidan que son los represent

22/02/2007.

Esta zona de la capital conserva todavía en sus calles gran parte de la distribución original. Por ello, sus cerca de 35.000 vecinos sufren a diario los problemas de tráfico derivados del aumento de la circulación. Por lo demás, sus vías siguen siendo tranquilas y llenas de vida. Su inquietud por los problemas de su barrio le llevó hasta la asociación vecinal, donde lleva 14 años. En este tiempo ha comprobado que los políticos no responden con la diligencia que deben.

González agradece el apoyo de los vecinos. / M. FRÍAS

González agradece el apoyo de los vecinos. / M. FRÍAS

¿Cuando entró en la asociación?

En 1993, aunque de presidente sólo llevo un par de años. Entré en contacto con ellos porque ese año ardió el monte de San Antón y conocí a gente que luchaba por el barrio. Anteriormente tenía inquietud por los problemas de la zona.

¿Cuáles han sido los principales problemas que han tratado en todo este tiempo?

Sobre todo tuvimos que luchar contra la especulación urbanística en la playa. Querían acabar con el tradicional diseño de casas bajas y poner edificios como hay en el resto de la costa. Pero nos movilizamos en diferentes ocasiones y parece que hemos ganado la batalla. Ahora estamos luchando para conseguir la ampliación del paseo marítimo, que se ha quedado antiguo y es muy estrecho, y por la creación de nuevos espacios ciudadanos.

¿Cuesta trabajo convencer a los políticos de la necesidad de ciertas actuaciones en los barrios?

En la mayoría de las ocasiones, sí. Pero nosotros tratamos de concienciar a los políticos de que todas las mejoras que proponemos son para la ciudad. No buscamos proyectos localistas, sino actividades que hagan ciudad. Un barrio no es un sitio para dormir únicamente, sino que necesita una vida económica y cultural.

¿Cómo es el trato con los vecinos?

Mantenemos un contacto continuo. Aunque El Palo es un barrio, nosotros lo dividimos en 31 sectores y tenemos una persona de contacto en cada una de ellas para conocer sus problemas concretos.

Entonces, ¿los vecinos trabajan para la asociación?

Así es. Nuestra asociación tiene una gran credibilidad porque siempre actuamos de forma desinteresada. Además, en el Ayuntamiento saben que no somos una entidad folclórica y que nos comprometemos con todos los problemas por igual. Al no tener ninguna ideología política tenemos más fuerza.

¿Esa imparcialidad les da más margen de maniobra?

Claro porque lo mismo firmamos un pacto con un partido político, que lo hacemos con todos. Nuestro único objetivo es luchar por los intereses del barrio.

¿Han recurrido a las movilizaciones para conseguir sus objetivos?

Desgraciadamente, cada vez que hay un problema importante en el barrio, debemos movilizarnos. Los políticos en general todavía viven en la época de la Ilustración: todo para el pueblo, pero sin el pueblo. Lo peor es que las movilizaciones sólo sirven para desgastar a los vecinos.

¿Y por qué piensa que no solucionan los problemas con rapidez?

Porque los políticos tienen una actividad profesionalizada y olvidan que son los representantes de los ciudadanos.

¿Considera que estarían peor los barrios sin el trabajo de las asociaciones de vecinos?

El dibujo de los barrios sin nuestro trabajo sería igual que el que hemos visto en zonas donde la presión urbanística ha superado todos los límites.

DIARIO SUR.

2393649 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO