Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Urbanismo
El Consistorio reitera que las casas de El Palo y Pedregalejo siguen en peligro

07/08/2009.

Un informe de Medio Ambiente sobre el PGOU de Málaga insta de nuevo a "erradicar" edificaciones del dominio público. El Ayuntamiento propone fijar un nuevo deslinde o incluso ampliar la playa

Urbanismo. El concejal, Manuel Díaz, muestra los planeamientos del litoral este de la ciudad. Arcinega

Urbanismo. El concejal, Manuel Díaz, muestra los planeamientos del litoral este de la ciudad. Arcinega

JOSÉ VICENTE RODRÍGUEZ. MÁLAGA El Ayuntamiento de Málaga reiteró ayer la necesidad de formar un frente común con la Junta de Andalucía para llegar a un acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente y ofrecer una solución "tranquilizadora" a los propietarios de los alrededor de 500 inmuebles situados junto a las playas de El Palo, Pedregalejo, Las Acacias, El Dedo y La Araña, amenazados por la actual Ley de Costas.
El deseo del Ayuntamiento, según insistió el alcalde, Francisco de la Torre, es consensuar con el Ministerio un deslinde provisional, a semejanza de lo que se hizo en el PGOU de 1997, para que la línea de dominio marítimo terrestre en esas zonas incluya a las tradicionales casas de pescadores y se las siga calificando como ´colonia tradicional popular´.
El alcalde, que asistió a la firma con la Junta de Andalucía del plan turístico de Málaga capital, reclamó al presidente andaluz, José Antonio Griñán, "ser muy pragmáticos y tener una gran lealtad institucional y una gran voluntad política para resolver ese tema".
Según De la Torre, las propuestas del Ayuntamiento permitirían, ya con tranquilidad, "la mejora de los restaurantes, de la oferta gastronómica importante de esa zona; sin cambiar la fisonomía y tipología constructiva, abordar unas facilidades en las edificaciones que consoliden los espacios y lo urbanicen mejor". Actualmente, la concesión de licencias de obra o de apertura de nuevos negocios en esas zonas está restringida.

Informe. Por su parte, el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz, también dejó abiertas otras opciones como una ampliación de las playas que permita ganar metros y dejar las casas ya dentro de los límites legales, establecidos en 100 metros de distancia. Además, Díaz opinó que los espigones y diques construidos en las playas de Pedregalejo y El Palo minimizan el riesgo de que los temporales afecten a las inmuebles de estas barriadas.
El Consistorio quiso también responder a las críticas de algunos colectivos vecinales que lo tacharon de "alarmista" por insinuar hace unos días que algunas casas puede ser derribadas, y apeló al último informe remitido por el Ministerio, con fecha de entrada de este pasado lunes, 3 de agosto.
En ese escrito, la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar rechaza otorgar el dictamen favorable a las modificaciones de la revisión del PGOU. Entre las causas citadas se recuerda precisamente una exigencia de anteriores informes en relación a las barriadas de la discordia: las casas "deberán quedar fuera de ordenación" y las acciones urbanísticas a medio y largo plazo deberán estar encaminadas "a la erradicación de edificaciones que indebidamente ocupan el dominio público marítimo terrestre y sus servidumbres".
El informe admite que el Ayuntamiento ha ofrecido formalmente su colaboración, pero apela a cumplir escrupulosamente los términos arriba citados.

Próxima reunión. Con estos argumentos, y pese a las llamadas a la calma de la ministra, Elena Espinosa –que el día anterior reclamó que no se hiciera "demagogia" con este tema–, Díaz afirmó que las directrices de Medio Ambiente siguen siendo "intranquilizadoras" para los vecinos.
El Pleno del Ayuntamiento ya mostró el pasado 30 de julio su oposición a cualquier decisión del Ministerio o de la Junta que no suponga la consolidación de la zona urbana. En la moción urgente del PP, que tuvo el voto en contra de IU y la abstención del PSOE, se instó a ambas administraciones a que aceptaran la ordenación dada para estas casas en el PGOU.
Ante esta polémica, Costas ya matizó en su momento que, aunque las casas queden fuera de ordenación, no significa que vayan a ser derribadas. Ayuntamiento y Costas mantendrán otra reunión cuando el subdelegado del Gobierno en Málaga, Hilario López Luna, se reincorpore de las vacaciones.

Fuente: La Opinión de Málaga

2394922 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO