Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Cultura
Los amigos de Rota recuerdan al poeta de El Puerto
Escritores y cantantes homenajean a Alberti en una intensa velada literaria

22/08/2009.

Es un milagro. O, al menos, así se lo parece a Joaquín Sabina. La plaza de un pueblo llena para escuchar poemas. Ocurrió en la noche del jueves en Rota (Cádiz). Escritores y cantantes, todos poetas y asiduos veraneantes de la zona, se reunieron al calor de un escenario, unos focos y un entregado público para recordar la figura de un ilustre vecino, Rafael Alberti, cuando se va a cumplir el décimo aniversario de su muerte

Es un milagro. O, al menos, así se lo parece a Joaquín Sabina. La plaza de un pueblo llena para escuchar poemas. Ocurrió en la noche del jueves en Rota (Cádiz). Escritores y cantantes, todos poetas y asiduos veraneantes de la zona, se reunieron al calor de un escenario, unos focos y un entregado público para recordar la figura de un ilustre vecino, Rafael Alberti, cuando se va a cumplir el décimo aniversario de su muerte. En la velada sobrevolaron divertidas anécdotas, imposibles trabalenguas, mordaces comentarios y reivindicaciones sostenidas siempre con la mano zurda.

El homenaje al poeta portuense consolidó el éxito de convocatoria de las noches literarias organizadas por IU de Rota en los últimos veranos. El tirón de los nombres conocidos está detrás del enorme interés que despiertan estas citas. Allí estuvieron Almudena Grandes, Luis García Montero, Felipe Benítez Reyes, Javier Ruibal, Joaquín Sabina o Benjamín Prado. También Alberti mueve a cautivados aficionados a su verso. Y más en Rota, donde durante algún tiempo.

En esta noche hubo tiempo para hablar de las mieles de Alberti pero también de la hiel que le rodea. El más directo fue el escritor y amigo Benjamín Prado, quien volvió a leer su popular Adefesio, una retahíla de descalificativos bien rimados. "Llega el Adefesio, bruja que te estruja, manos que te soban, dedos que te roban", recitó. "A veces del amor, sale el matrimonio, como del vino, también puede salir el vinagre", dijo entre risas del público. Prado y García Montero compartieron muchas vivencias con Alberti, como recordó su sobrina, Teresa Sánchez. "Les quería mucho. A Luisito y a Benjamín, sobre todo. Les regalaba cafeteras y yo les preparaba sándwiches de jamón y queso", reveló. Después se puso más seria. "Esperemos que este aniversario sirva para que su nombre deje de ser una marca registrada. Él era un hombre del pueblo, de una generosidad tremenda. No debe quedar como un hombre tacaño. A ver si llega el día en que sea el poeta de la calle".

Versos

Por el escenario fueron pasando versos recitados y cantados. Alejo Martínez meció canciones de sones cubanos y gaditanos. Jesús Fernández Palacios y José Ramón Ripoll repasaron la bulliciosa llegada de Alberti a su ciudad en 1977, cuando fue recibido por multitudes en la estación de tren y zarandeado a la entrada del hotel del Caballo Blanco. García Montero rememoró su vinculación roteña. Almudena Grandes rescató al perro de Alberti. Benítez Reyes viajó con su poesía hasta Roma, un repaso del largo exilio; y Javier Ruibal acarició su guitarra para resucitar sueños de un marinero en tierra.

Antes de que el cantautor portuense cerrara el acto, casi de madrugada, Joaquín Sabina lanzó guiños de memoria. "No fui tan amigo de Alberti como otros, pero puedo presumir de que fui uno de los pocos que meé con él en la tapia de la Real Academia". Luego lanzó los versos que le dedicó cuando se enteró de su muerte. "Si te despides, culpo a tu asesino. Si calla Alberti, se avinagra el vino del bar de El Puerto de Santa María".

Fuente: Diario El Pais

 

2472071 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO