Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Vocalía de Flamenco
Tres mujeres muy de Jerez
Juana la del Pipa, Dolores Agujetas y Macanita reúnen su arte en una sobrec

29/08/2009.

En las viejas bodegas de Jerez existe una denominación para aquellos vinos con una antigüedad grande y de calidad óptima. Sobre las botas centenarias se escriben las siglas VORS (very old rare sherry, para el comercio con el Reino Unido). Al bilbaíno afincado en Jerez Gonzalo López le vino a la mente esa calificación después de vivir la grabación del disco Mujerez, del que él ha sido productor junto con los flamencólogos locales

La cantaora jerezana Tomasa Guerrero Carrasco, La Macanita.-

La cantaora jerezana Tomasa Guerrero Carrasco, La Macanita.-

Alfredo Benítez y José María Castaño. Este último corrobora la impresión diciendo que, tras escuchar la grabación, sólo cabe entregarse a la experiencia de un añejo vino oloroso. Por su parte, Benítez, que también es guitarrista, recurre al mundo de las emociones para explicar el contenido del disco. Según él, su escucha se ha de hacer "con el mejor de los oídos, el corazón, que transforma el arte en sentimientos".

Aun antes de la imprescindible escucha, tal aluvión de calificativos se puede entender por la entidad de las protagonistas de la grabación. En ella manifiestan su arte tres mujeres gitanas de Jerez que son exponentes de un cante que hunde sus raíces en la tradición de sus familias y de la etnia que las une. Ellas son Juana Fernández de los Reyes, Juana la del Pipa; Dolores de los Santos Bermúdez, Dolores Agujetas, y Tomasa Guerrero Carrasco, La Macanita. La intención de reunir a estas tres voces parte de una anterior grabación, Nueva frontera del cante de Jerez 2008, promovida también por la fundación vasca BBK. Tras aquella primera experiencia, que supuso reunir a los jóvenes valores del cante de la ciudad, los mismos productores repiten con estas tres mujeres. Su filosofía huye de forma decidida de cualquier criterio comercial y pretende mostrar el cante con toda su intención emocional, en un formato sin adulteraciones. "Ellas", señala Castaño, "no se reúnen sólo para cantar, sino para invocar". "Más allá de los cantes o del Jerez que vive en ellas", añade Benítez, "están las emociones y sus sentimientos familiares".

Y qué dicen las mujeres de todo esto. La mayor de ellas, Juana la del Pipa, hace de portavoz de una opinión compartida: "El mérito es de ellos. Nosotros hemos hecho lo que sabemos hacer: cantar". Ese ellos hace referencia a los productores, pero también al guitarrista Manuel Moreno Junquera, Moraíto, que acompaña a Juana y a Tomasa (a Dolores lo hace su hijo Dieguito) y que, durante la grabación, se convirtió en el imprescindible nexo de comunicación artística. Todos ellos, junto a Chicharito y El Bo, que hacen las palmas y el jaleo, se reunieron durante dos tardes en los estudios jerezanos La Bodega dentro de un ambiente libre y distendido. "Nos dieron buena comida y bebida, calor, cariño y paciencia", insiste Juana. La atmósfera de la grabación se percibe en cada corte, y también en algunos de los comentarios que surgieron y que se han respetado. "Morao, voy a hacer unos fandanguitos, y si sale mal se borra", exclama La del Pipa. "Aquí no se borra na", responde el guitarrista. "Juana, que eres la Tina Turner del flamenco", piropea Tomasa. "Sí, pero de la calle Nueva", replica la cantaora. Los metales tan flamencos de las tres mujeres se reúnen en este disco del mismo modo que los añejos vinos de sacristía jerezanos en su estuche regalo. Un oloroso viejo, un palo cortado, un amontillado. Soleares, seguiriyas, fandangos, tientos, bulerías... La garganta rajá de Juana y el grito doliente de Dolores. Malagueña, taranto y cartagenera -también su canónica soleá- para el eco de La Macana. Las tres juntas en una sobrecogedora ronda de tonás.

 

Fuente: Diario El País

2528118 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO