Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Noticias de prensa
La calle Almona, el ejemplo de lo que Málaga nunca debe ser

05/09/2009.

Suciedad, abandono, basura e, incluso, aceite de coches es el triste panorama que sufre esta vía, apenas atendida por el Ayuntamiento

MIGUEL FERRARY Málaga está sucia. Por desgracia, muy sucia. Hace unos días comentábamos en esta sección el mal estado de la calle Victoria, del Centro Histórico e, incluso, la avenida Cánovas del Castillo. Todas vías de mucho tránsito y que ofrecen una pésima imagen a muchos de los vecinos y visitantes de la ciudad.
Pero no hay que mirar sólo los escaparates. Málaga tiene una amplia trastienda de calles que no están en primera línea, pero no por eso son menos importantes. Muchos malagueños se merecen, si no unas calles lustrosas, al menos que no acumulen basura.
Una de esas calles de ´segunda división´ es Almona, en la Cruz del Molinillo. Situada cerca del colegio de La Goleta, esta vía se ha convertido en todo un muestrario lo que nunca debe ser la ciudad. Cacas de perro, basura acumulada durante días, malos olores y coches aparcados en zonas prohibidas que dejan regueros de suciedad o aceite del motor en algunos casos son algunas de las ´joyas´ que atesora este triste ejemplo de la ciudad.
Ver (y oler) esta calle produce una profunda sensación de vergüenza a cualquier malagueño con un poco de cariño por la ciudad. Lástima de no se hagan paseos a muchos dirigentes municipales por estas calles, para darse cuenta de que Málaga es mucho más que una bonita calle Larios.
Eso lo deben pensar también por la barriada de San Andrés y alrededores, donde la dejadez en la limpieza de las calles es lo único que brilla. Mención especial merece la calle Cortijo de Echarte, situada a la espalda del barrio y de cara a lo que antes eran las vías del tren y ahora futuro terreno a recuperar para la ciudad.
La suciedad es más habitual en esta calle que cualquier otra cosa. Andar por allí es hacerlo mirando al suelo para no pisar no lo que no se debe y no fijarse en unos edificios que ya van necesitando una rehabilitación en profundidad para que recuperen la mínima dignidad.

Fuente: La Opinión de Málaga

2388455 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO