Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Noticias de prensa
La dimisión de Marmolejo abre a De la Torre su primera crisis por irregularidades en la gestión

02/12/2009.

El alcalde considera que es una decisión «ejemplar» y dio por zanjado este asunto: habrá remodelación del equipo de gobierno

Manuel Marmolejo, Elías Bendodo, Francisco de la Torre y Carolina España se reunieron anoche en el despacho de este último para comentar la marcha del

Manuel Marmolejo, Elías Bendodo, Francisco de la Torre y Carolina España se reunieron anoche en el despacho de este último para comentar la marcha del

Manuel Marmolejo se va. Cinco días después de que reconociese en el pleno la adjudicación directa de dieciocho contratos menores -no necesitan de un concurso público- a una empresa de su cuñado y admitiese que lo hizo porque no sabía que la ley lo prohibía, el concejal del área de Polígonos y del distrito de Bailén-Miraflores de la capital anunció ayer que presentaba su renuncia al acta de edil por «coherencia y responsabilidad». Una circunstancia que abre la primera crisis en el equipo de gobierno del alcalde, Francisco de la Torre, por irregularidades en la gestión. Y todo ello después de los chaparrones caídos en las últimas semanas a cuenta de un presunto trato de favor en las contrataciones en Campanillas y Churriana a un constructor vinculado al PP y de que la justicia esté investigando a la empresa Teconsa por una obra municipal.
Los acontecimientos se precipitaron en las últimas horas a la misma velocidad que el apoyo del regidor a su concejal se fue debilitando y de que éste recapacitase su postura inicial de no dimitir. En la mañana de ayer, Marmolejo fue convocado a una reunión en la sede provincial del PP en calle Salvago, adonde llegó a las 12.50 horas siendo recibido por el presidente provincial de los populares, Elías Bendodo, en la misma calle entre una nube de fotógrafos.
Tras una breve reunión, el concejal, escoltado por Bendodo y la portavoz del PP en el Ayuntamiento, Carolina España, comparecía ante los medios de comunicación en una abarrotada sala de prensa donde se encontraban, su esposa, Natividad, ediles como Teresa Porras o Miguel Briones, el ex presidente del PP Joaquín Ramírez y numerosos cargos orgánicos del partido, algunos de los cuáles no pudieron contener las lágrimas.
Serio, con emoción contenida y ojos vidriosos, Marmolejo leyó dos folios con su anuncio: «Aunque sólo se trate de un error de procedimiento administrativo, me he equivocado en un asunto de la gestión pública en el Ayuntamiento de Málaga y, por lo tanto, asumo esa responsabilidad política y sólo política. Y por coherencia comparezco para presentar mi renuncia».
Una decisión que, según subrayó, es solo suya. Con ello quiso despejar cualquier interpretación de que desde la Alcaldía o su partido le hubieran obligado a tomar ese camino. «El acta de concejal es personal y mantenerla o dejarla no depende de nadie más que de mí, ni del alcalde ni de nadie de mi partido», subrayó, al tiempo que destacó que ha contado con el apoyo tanto del alcalde como del PP.
Marmolejo, que hará efectiva hoy su renuncia en el Ayuntamiento, reconoció que debería haberse abstenido en la adjudicación de los contratos a su familiar, pero matizó que si la concesión la hubiese firmado otro concejal la empresa Greensur hubiera obtenido los contratos.
Responsabilidades
En su intervención aseveró que la responsabilidad política es independiente de las responsabilidades judiciales y administrativas si las hubiera «lo que no es mi caso». Aseguró que al trabajo público no se viene para obtener ventajas individuales sino para servir a los ciudadanos y añadió que una conducta individual nunca debe perjudicar al trabajo político en las instituciones y en el propio partido.
En este sentido, contrapuso su postura, de dimisión, con la que mantiene el PSOE que llega «hasta el extremo» de ayudar a sus cargos públicos cuando vulneran la ley. «En el Partido Popular sí tenemos un comportamiento ético», dijo.
Un argumento en el que insistió Elías Bendodo, quien afirmó que Marmolejo se va «por menos motivos» de los que implican al vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, con su hija, en referencia a la subvención otorgada por la Junta a la empresa Matsa en la que trabajaba Paula Chaves cuando su padre era el presidente del Gobierno andaluz.
Bendodo destacó que Marmolejo es un servidor público «vocacional», a quien le honra reconocer sus errores. Por ello, indicó que el ex concejal «cierra una puerta pero abre otra» ya que, según aseguró, es uno de los puntales del partido y seguirá siendo una de sus «manos derechas» en la cúpula del PP provincial donde seguirá como vicesecretario de Acción Electoral y Formación.
Francisco de la Torre, que se encontraba en Madrid en un acto del Patronato de la Fundación Reina Sofía, declaró a SUR que la decisión de Marmolejo de dimitir es «ejemplar» y que su figura sale «fortalecida». A ello añadió: «Lo que tuviera de fallo su actuación, que los hubo, queda reparado con esta decisión». El alcalde calificó de «magnífica» la gestión del edil y dio por zanjado este caso. Eso sí, reconoció que tendrá que hacer una remodelación «mínima» del equipo de gobierno.
Y todo ello el día en que el PSOE denunció que otra empresa, Procedimientos Constructivos S. L. , también vinculada al cuñado de Marmolejo, recibió cuatro contratos de obras municipales en 2008 en los distritos de Churriana y Campanillas.
Fuente: Diario Sur.

2671487 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO