Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Urbanismo
La Junta rechaza la oferta del alcalde sobre el PGOU y desata una nueva bronca

28/01/2010.

El consejero de Vivienda desvincula la petición de fondos europeos del Plan, y De la Torre insiste en que «es un todo»

El consejero Juan Espadas y el alcalde, Francisco de la Torre, en la pasada edición del Salón Inmobiliario del Mediterráneo. :: SUR

El consejero Juan Espadas y el alcalde, Francisco de la Torre, en la pasada edición del Salón Inmobiliario del Mediterráneo. :: SUR

Apenas un día ha durado el aparente clima de entendimiento entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía para la aprobación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la capital, que acumula ya seis años de trámites. La intención del alcalde, Francisco de la Torre, de utilizar el documento como moneda de cambio para conseguir del Gobierno andaluz una respuesta afirmativa a la reiterada petición de fondos europeos que gestiona para varios proyectos de la ciudad, que suman 130 millones de euros, se encontró ayer con el rechazo del consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, que desvinculó completamente ambas cuestiones. El enfrentamiento está servido y complica la negociación sobre el plan que marca el desarrollo de Málaga para la próxima década.
A primera hora de la mañana, De la Torre ofreció una rueda de prensa en la que insistió en que la ciudad debe ser compensada por facilitar a la Junta en el PGOU la obtención de los suelos para hacer un parque metropolitano en Arraijanal, y por hacer hueco a la parcela para el macrohospital proyectado por la Consejería de Salud, para el que incluso se ofrece a colaborar con unos 30 millones de euros obtenidos de la cuenta de reparto del plan.
«Estamos haciendo un enorme esfuerzo. La valoración del suelo de Arraijanal y el macrohospital supone una cifra que supera con mucho los 200 millones de euros y parece razonable que la ciudad reciba una compensación por lo que deja de hacer con ese dinero», declaró De la Torre, quien recalcó que el parque y el hospital son proyectos supramunicipales que «en parte pueden interesar a la ciudad, pero sólo en parte». «Como es sólo en parte, no pedimos el cien por cien de lo que damos», agregó, en alusión a los 130 millones.
En esa comparencia, el alcalde subrayó que el convenio planteado a la Junta para aprobar un PGOU a la medida de ambos proyectos, a cambio del apoyo autonómico para varias obras, «es un todo» y confió en que la Junta aceptara esa propuesta.
Las aspiraciones de De la Torre se frustaron en cuestión de minutos ya que, tras su comparecencia, el consejero de Ordenación del Territorio tuvo un encuentro con periodistas en la Delegación del Gobierno de la Junta en el que dejó claro que un documento de la importancia de un PGOU no puede vincularse a otras cuestiones como las que plantea el alcalde. «Legalmente no lo puede hacer», dijo el consejero, quien calificó como «un error» y algo «muy negativo» la postura del regidor.
«Si no, los comentarios de chantaje que se escucharon en su momento por parte del Ayuntamiento se estarían describiendo en este caso. Yo sí que no he planteado ninguna compensación para la aprobación del PGOU», argumentó Espadas, quien dio por hecho que el Consistorio ha aceptado dar cabida en el plan a la operación para compensar con derechos edificatorios en Campanillas y Puerto de la Torre a los dueños de Arraijanal -lo que evita a la Junta expropiar los suelos para el parque- y a la construcción del macrohospital.
Por escrito
El Gobierno andaluz considera que De la Torre ya no puede dar marcha atrás en estos temas porque incluso le ha reconocido por escrito -en la propuesta de convenio que le entregó- que ambos son asumibles jurídica y técnicamente por el PGOU. «El alcalde no me ha negado en ningún momento que el Ayuntamiento iba a colaborar en ambas cuestiones. Lo que yo no compartía, y se lo he hecho ver desde el principio, es su enfoque de que esas dos propuestas, pese a ser válidas y viables, tenían que trasladarse a los ciudadanos como un perjuicio y debían ser compensadas», explicó.
La versión del alcalde difiere de estas palabras. Cuestionado por este periódico tras la comparecencia de Espadas, De la Torre dijo que el consejero «no es coherente» porque conoce, desde una reunión que mantuvieron en Sevilla el pasado 14 de diciembre, la intención del Consistorio de plantear una compensación por facilitar los proyectos autonómicos en el Plan General. «Es algo legítimo y natural. Se lo anuncié y me dijo que ya lo hablaríamos y lo veríamos con él y con el presidente de la Junta, José Antonio Griñán», afirmó el regidor, quien confió en poder aclarar este asunto con el consejero.
«Estoy en mi derecho de defender las aspiraciones de Málaga. Que el consejero rechace ahora el tema no es hablarlo y verlo como me dijo. Tienen que entrar en un diálogo. Espero poder hablarlo con él personalmente», apuntó el alcalde, quien no aclaró si va a mantener o no en el PGOU los proyectos del parque de Arraijanal y el macrohospital tal y como se plantearon en la reunión del martes si la Junta se niega, como ya hizo ayer, a la firma de un convenio para compensar a la ciudad con fondos para determinados proyectos.
El consejero respondió a esa propuesta con la afirmación de que las inversiones de la Junta en Málaga son «potentísimas», argumento empleado por la Administración regional para rechazar la petición de fondos europeos del alcalde. «Hacer ver que estos proyectos son condición imprescindible para seguir hablando con la Junta es seguir cultivando la estrategia electoral del PP sobre el agravio con Málaga», dijo Espadas
Fuente: Diario Sur.

2472613 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO