Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Noticias del Barrio
De la Torre mantiene a Teresa López como delegada de El Palo porque la cantidad de dinero público que se autoconcedió es «moderada»

10/02/2010.

Para el alcalde, los aproximadamente 7.000 euros desviados durante tres años a la asociación vecinal presidida por su delegada no son suficientes para destituirla

. Autoconcederse dinero público aprovechándose de su doble cargo como delegada del Distrito Este y presidenta de la asociación vecinal ‘El Jarazmín’ es un “fallo” para el alcalde de Málaga, pero el dinero ‘mangoneado’ por Teresa López -por hablar como el secretario general del PSOE Málaga, Miguel Ángel Heredia- es poca cosa. Una “cantidad moderada” en palabras de Francisco de la Torre. Apenas unos 7.000 euros en tres años. No lo suficiente, o no tanto como el ex concejal Manuel Marmolejo que ‘mangoneó’ 25 veces más con la empresa de su cuñado. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com repasa la evolución de las asociaciones vecinales malagueñas y analiza el enésimo escándalo de esta legislatura en el equipo de gobierno municipal que deja en evidencia el nivel ético del regidor y el desacierto político de sus nombramientos.

EN
los años 70, en tiempos de la dictadura franquista, las asociaciones vecinales de Málaga eran uno de los pocos lugares donde se podía hacer política. Junto a las reivindicaciones de infraestructuras básicas, en este incipiente movimiento vecinal se dejaba notar el Partido Comunista y sus asambleas clandestinas. En los 80, con la llegada de la democracia y la victoria socialista, el PSOE se encargó de invadir las asociaciones vecinales de la ciudad para tratar de neutralizarlas, restándoles peso político y vaciándolas de contenido. En los 90 fue el PP quien tomó la delantera y contrarrestó la ideología progresista que en su mayoría habían seguido estas organizaciones, creando otras de nuevo cuño.
de_la_torre.jpgACTUALMENTE,las asociaciones vecinales constituyen un eje fundamental de la política municipal. Actúan como caladeros de votos y altavoces de los partidos, y de su control depende buena parte del rédito electoral. Y así se entiende que en 2009 el Ayuntamiento de Málaga, a través de nueve áreas diferentes y de los diez distritos, haya subvencionado 1.050 proyectos de estas asociaciones dedicando a este propósito 4.335.466 euros de su presupuesto. Una especie de reparto generalizado que trata de tener a todos los implicados suficientemente satisfechos, y que se dedica a los más diversos propósitos, desde concursos de albañilería a berzas carnavalescas.

EL potencial de las asociaciones también hay que entenderlo a la inversa. Para una persona con aspiraciones políticas las asociaciones vecinales son una plataforma inmejorable en las que se puede adquirir poder rápidamente para alcanzar un cargo público sin tener que rendir pleitesía a la disciplina de un partido político.  
ELparadigma de este perfil lo representa la concejala de Sostenibilidad y Servicios, Teresa Porras. En este grupo se encuadra también el que fuera portavoz de la Plataforma Málaga Ciudad No a las Térmicas de la Carretera de Cádiz, José Ignacio Peláez, actualmente a cargo del departamento de innovación del Área de Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Málaga, y también la delegada del Distrito Este, Teresa López. Todos ellos comparten tirón popular en sus respectivas zonas de acción. López y la asociación que presidía en El Palo, Jarazmín, eran para el PP la punta de lanza para contrarrestar la acción vecinal del PSOE al Este del Guadalmedina.

julio_andrade.jpgCOMO ha venido informando La Opinión de Málaga primero, y cuando el escándalo era ya demasiado grande, el resto de medios locales, Teresa López rellenaba, solicitaba y firmaba como presidenta de la asociación de vecinos Jarazmín unas subvenciones municipales que ella misma se concedía como delegada de Distrito, o que si no, le concedía su compañero de equipo de gobierno, el responsable del área de Participación Ciudadana, Julio Andrade.

EL
caso sale a luz pública precedido de otros similares también protagonizados por otros miembros del equipo de gobierno municipal del PP. José Hazañas, Teresa Porras, Manuel Marmolejo y Elías Bendodo vienen ocupando titulares por triquiñuelas parecidas en esta legislatura, bien por dar numerosos contratos a dedo a apoderados del partido, por dar numerosos contratos a dedo a empresa de familiares, por dar contratos de un concurso público a un empresario amigo que se presenta al mismo con tres sociedades diferentes o por concentrar en una sola empresa casi todos los contratos de arte urbano. Lo que en conjunto da una pincelada de la deriva que sigue el equipo del alcalde esta legislatura.

LA justificación ofrecida por Francisco de la Torre en el sentido de que es “un
fallo formal, pero no de fondo", y que las cantidades que se adjudicó Teresa López son “moderadas" siendo un “tema de una entidad absolutamente mínima”, sitúan el compromiso ético del alcalde de separar las cuentas privadas de las públicas en el monto y volumen de lo ‘mangoneado’, término que utiliza el secretario general del PSOE malagueño, Miguel Ángel Heredia, para referirse a este asunto.

ADEMÁS, la pretensión de De la Torre de dar por “zanjado” este último affaire no le va a dar
andrade_delatorre_teresalopezresultado. La oposición es consciente de que ha vuelto a descubrir a otro cargo municipal con las manos en la masa y dejando rastro. No van a soltar a la presa tan fácilmente. IU ya ha pedido la comparecencia del alcalde en el próximo pleno. Entre otras no se sabe aún la cantidad exacta de las autosubvenciones de Teresa López; sólo que rondan los 7.000 euros. Así que lo que ahora se dirime es cómo el regidor malagueño puede soportar, debe combatir y sabe afrontar una petición de cese que va estar presente en la agenda política local por lo menos hasta el final de mes.

ECHAR balones fuera y apelar a casos de dobles cargos que también se dan en otros partidos (en referencia a la delegada de Igualdad de la Junta, Amparo Bilbao, del PSOE, por beneficiar a una asociación benéfica de su marido, la Liga Malagueña, o al diputado de Medio Ambiente, Miguel Esteban, de IU, por el doble cargo directivo que desempeña en la Diputación de Málaga y el Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional -FAMSI-, organismos entre los que se han cruzado cuantiosas subvenciones), no le va a servir de mucho al alcalde.

ENTRE otras cosas porque De la Torre va a ser víctima de su propio desacierto político. Teresa López fue una elección personal suya que causó malestar a los poderes fácticos del PP local que pedían a alguien de peso, de mayor categoría y con mayor experiencia política que en cierto modo aumentase el nivel bajo y anodino de un equipo de gobierno marcado por la medianía, cuando no la mediocridad. Es habitual y Málaga no es una excepción, que los líderes políticos se rodeen, especialmente en segundas legislaturas en el poder y cuando cuentan con una mayoría holgada, como es el caso, de un equipo de un perfil lo suficientemente bajo para que aumente el peso de la figura del jefe. Y ciertamente, la sombra del ingeniero Francisco de la Torre se hace alargada si la comparamos con la de quienes le rodean. El alcalde ha nombrado un equipo que realce su propia estatura. Miguel Briones en Cultura, Manuel Díaz en Urbanismo, Teresa Porras en Servicios Operativos… nadie le hace competencia, cierto, pero eso no significa que tenga en orden el patio. Y apenas hace dos meses que fue expulsado un alumno
Fuente: Revista El Observador

2670193 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO