Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Cultura
El triunfo de la verdad de El Vacie
El grupo de gitanas que interpreta a Lorca recibe dos premios y sale de gir

28/02/2010.

"Antes me miraban como a una gitana, ahora me miran como si fuese paya". Así resume María Luz Navarro el cambio que ha experimentado su vida desde que, el pasado 8 de noviembre, estrenó junto a otras siete gitanas de El Vacie, un asentamiento chabolista de Sevilla, una particular versión de La casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca

Las mujeres gitanas de El Vacie, en un ensayo de »La casa de Bernarda Alba»

Las mujeres gitanas de El Vacie, en un ensayo de »La casa de Bernarda Alba»

En esta aventura teatral las embarcó su vecino Ricardo Iniesta, que es director de escena y creador del proyecto Territorio de Nuevos Tiempos (TNT), en cuyo teatro se ha hecho posible un milagro: el de transformar a unas gitanas analfabetas y transparentes para la mayor parte de la sociedad en actrices.

Ahora, 22 funciones y casi 7.000 espectadores después, estas mujeres viven entre dos realidades opuestas. Por un lado están sus chabolas, a apenas 200 metros del teatro, anegadas por las incesantes lluvias y plagadas de ratas; por el otro, el escenario, los premios, los aplausos, los medios de comunicación y una gira que comenzará el próximo 4 de marzo en el Teatro Español de Madrid. Demasiado para digerir en tan poco tiempo.

El pasado viernes ofrecieron una última representación del drama lorquiano en Sevilla, en el teatro del Centro TNT, antes de salir para Madrid. "Yo soy ama de casa y también actriz, pero mucho no. Nosotras no nos sentimos como actrices; sino como unas gitanas de El Vacie que estamos viviendo entre la miseria, la lluvia y el frío", asegura Rocío Montero, quien da vida a una Bernarda impertérrita que, agarrada a su vara de mando, encarna a la perfección a una matriarca que no está dispuesta a ceder ni un ápice ante los deseos de libertad de sus hijas.

"Mis compañeras y yo estamos muy orgullosas y muy contentas de tener este trabajo y damos gracias a todos los que nos han ayudado", añade Rocío Montero, refiriéndose especialmente a Pepa Gamboa, directora de escena famosa por sus trabajos en el mundo del flamenco, quien ha dirigido el montaje. "Lorca me ha enseñado a cambiar de vida", sentencia.

"No se trata de un montaje que esta teniendo repercusión por su lado social; sino de un auténtico hallazgo dramático que no sabemos lo que puede durar, porque ellas están descolocadas. Después de los aplausos vuelven a las chabolas, a una situación de extrema pobreza y algunas de ellas, o sus familias, tienen causas pendientes con la justicia, cosas menores que se arreglarían con multas que ellas no pueden pagar", explica Ricardo Iniesta.

La compañía ha salido ya de Sevilla, estuvieron en Castellón el pasado día 11 y, después, en Elche. Pero antes recibieron el Premio El Público al Acontecimiento Revelación del Año, un galardón que otorga Canal Sur y que les entregó la consejera de Cultura, Rosa Torres, en una gala que se emitió por televisión.

"Cuando fuimos a recoger el premio me puse más nerviosa que en el escenario porque había muchos artistas, estaban Alejandro Sanz y Martirio", dice Lole del Campo, quien encarna a una de las hijas de Bernarda. El grupo, además, ha recibido otro reconocimiento: el Premio Cultura Gitana a la Concordia que otorga la Fundación Instituto de Cultura Gitana y que les entregarán el 8 de abril en Córdoba, en la Cumbre Gitana Internacional.

El viaje que han hecho a Castellón ha sido una experiencia iniciática para todas. "Ese primer viaje en avión fue una mezcla de Kusturica, Luis García Berlanga y los Monty Python", asegura Ricardo Iniesta, que con este montaje ha hecho realidad su lema "otro teatro es posible".

"Pasé mucho miedo. Me tapé la cara con un pañuelo del miedo que tenía. El avión era tan grande y las ventanas tan chicas...", recuerda Sandra Ramírez que ya no anda "con la cabeza gacha" como antes y es doblemente hija de Bernarda, en la ficción y en la realidad. Tanto para ella, como para el resto del grupo era la primera vez que subían en un avión, que pisaban un hotel o que comían en un restaurante.

La gira, que después de Madrid seguirá en Logroño, Pamplona, Bilbao y Badajoz, tendrá su punto álgido el 6 de marzo, cuando acudirán al Teatro Español tres ministras, las de Igualdad, Sanidad y Cultura, para celebrar algo de lo que las mujeres de El Vacie saben mucho: el Año Europeo de la Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social

 

MARGOT MOLINA - Sevilla - 28/02/2010

2436083 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO