Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Cultura
Dámaso Ruano exporta a Ceuta y Tetuán la madurez de sus »Serenidades»

23/03/2010.

El reputado pintor malagueño muestra en ambas ciudades los mejores lienzos realizados entre 1999 y 2008

El regreso a su tierra natal no podía ser de otro modo. Dámaso Ruano (Tetuán, 1938) pisa desde el pasado 12 de febrero el continente africano con el mejor equipaje: 94 lienzos con los que resumir parte de su prolífica trayectoria artística, concretamente la que va de 1999 a 2008. Hasta el 25 de abril el Museo de Ceuta (en las Murallas Reales) acoge sus Serenidades. En ella, como recuerda el arquitecto Salvador Moreno Peralta en el catálogo de la exposición, Ruano vuelve a recordar cómo la abstracción "se nutre de lo concreto".

Así, "el círculo del sol, la línea del horizonte, la verticalidad de una palmera, el tornasol de un crepúsculo, los menhires, las columnatas de ciudades construidas por los dioses... son abstracciones concretas que sobrecogen el ánimo del minúsculo ser humano", señala Moreno Peralta. Tras su paso por la ciudad ceutí, Serenidades traslada el 29 de abril 20 de sus cuadros al Instituto Cervantes de Tetuán donde permanecerán hasta el 21 de junio, gracias a un convenio entre el gobierno español y el marroquí.

Comisariada por Ana Lería, directora del Museo de Ceuta, y Pilar Ruano (hija del pintor) Serenidades supone también el retorno del artista a Ceuta tras nueve años. El éxito de la propuesta se traduce en la cantidad de visitas recibidas desde su inauguración y en la venta -hasta ahora- de siete de sus mejores cuadros. Uno de ellos, un tríptico (expuesto en la antológica de 2008 en el Museo del Patrimonio Municipal de Málaga) ha sido adquirido por el propio museo ceutí. Casablanca y Marrakech esperan ahora la confirmación definitiva para acoger la misma muestra.

La trayectoria artística de Dámaso Ruano comenzó en Tetuán en 1959, donde instaló su primer estudio, una azotea desde donde atisbaba toda la medina y escuchaba la llamada del muecín a la oración. El incipiente pintor tenía amigos profesores en la Escuela de Bellas Artes (a la que perteneció), que le avisaban cuando había algún modelo interesante para pintarlo. En aquellos años Tetuán se erigía en ciudad referente del arte, por encima de Tánger y otras ciudades mayores. Tres años después, Ruano inauguró en la Sala del Ministerio de Información y Turismo de Tetuán su primera exposición individual. Tras pasar su talento por ciudades como Rabat y Casablanca, regresó ese año a Málaga.

A aquella etapa marroquí pertenece uno de los lienzos adquiridos por el escritor Antonio Gala a modo de intercambio por el artículo que el escritor le dedica ahora en el catálogo de Serenidades. En una de sus visitas al estudio del artista en Málaga, Gala -admirador de su obra- le pidió a Ruano un cuadro presente en la exposición de 1999 del Palacio de la Madraza de Granada. Como contrapartida, el poeta quiso llevar a su lenguaje la admiración que le profesa. "Dentro de este hombre inexpresivo y muy pacífico en apariencia, creo que se abre un campo de batalla (...) entre el corazón y el intelecto, entre la corriente y la exclusa; en definitiva, entre lo dionisiaco, como siempre y lo apolíneo

 

Fuente. Málaga Hoy

2521091 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO