Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Urbanismo
El promotor ruso vuelve a desafiar a Urbanismo con nuevas obras sin licencia

24/04/2010.

Desarrolla un importante movimiento de tierra en un terreno contiguo a su vivienda · La Gerencia le ordenó a finales de la pasada semana la paralización de los trabajos y la Policía Local precintó la zona

El promotor del centro hispano-ruso, Vladimir Beniachvili, no da tregua. Tras ser objeto de numerosas órdenes para demoler lo que ha edificado de forma irregular sobre suelo no urbanizable en el monte de San Antón en los últimos diez años y hacer caso omiso a las mismas, da un paso más en su desafío a la Gerencia de Urbanismo. Desde la pasada semana, el empresario viene desarrollando importantes movimientos de tierra en unos terrenos contiguos a su vivienda, sin que para ello disponga de la autorización preceptiva. Así lo confirmó a este periódico la jefa de Disciplina Urbanística, Teresa Domingo, quien admitió estar sorprendida ante la insistencia de Beniachvili. "Pensábamos que se iba a dar cuenta de que vamos en serio", afirmó. El organismo municipal tuvo constancia de las nuevas actuaciones la pasada semana, por lo que se le ordenó la suspensión de las obras el pasado viernes. Asimismo, dijo que la Policía Local precintó la zona de intervención para evitar nuevas acciones. "Hoy [por ayer] hemos hecho un vuelo por la zona y se observa que son movimientos al margen de la construcción", apuntó.

"Esos movimientos no están autorizados y por eso le ordenamos la suspensión", explicó Domingo, que hizo hincapié en que a lo largo de estos años el Ayuntamiento no ha permanecido inactivo en esta cuestión. Lo que no supo precisar es el objeto de la intervención. "Lo que le ordenamos es el restablecimiento de la legalidad y que reponga la zona a su estado original", expuso.

La complejidad de los procedimientos administrativos y judiciales vinculados a este tipo de irregularidades urbanísticas, que ha quedado patente en otras intervenciones de este empresario, hace prever que la solución a esta última maniobra se alargue en el tiempo. Una vez recibida la orden de suspensión tiene la posibilidad de recurrirla, después de lo cual Urbanismo tendrá que contestar admitiendo o denegando dicha alegación.

Esta nueva muesca en el ya dilatado expediente del promotor del centro hispano-ruso viene a sumarse a las irregularidades que desde el año 1998 viene detectando el Ayuntamiento en los trabajos de ampliación de su vivienda. De hecho, a lo largo de los últimos diez años, Beniachvili ha construido al margen de la ley unos 6.500 metros cuadrados, aproximadamente, incluyendo entre las acciones seis apartamentos, cinco apartamentos-dúplex, cafetería, una piscina... La valoración económica de estos trabajos, según el último análisis realizado por Urbanismo, asciende a unos 780.000 euros.

Dado el alargado listado de obras y el que las mismas se han ido superponiendo unas sobre otras con el transcurrir de los años, Urbanismo elaboró a finales del pasado año un documento en el que se aglutinaron todas, dando forma a una orden de demolición única que fue remitida y recibida por el presunto infractor. La exigencia municipal fue desoída por el empresario, lo que motivó la imposición de la primera de las 12 multas coercitivas que la ley permite por incumplimiento y que ascendía a 78.000 euros.

Tanto la orden de demolición como la sanción fueron recurridas por el promotor y el pasado miércoles, indicó Domingo, la Gerencia le contestó "inadmitiendo" las citadas alegaciones y dando salida a una segunda sanción económica por otros 78.000 euros. Tras este movimiento y una vez se compruebe que Veniachvili no ha acudido a la vía contencioso-administrativa, la idea del Ayuntamiento es la de solicitar en los juzgados la autorización para la entrada en domicilio, al objeto de ejecutar de forma subsidiaria los trabajos de demolición

 

Fuente: Diario Málaga Hoy

2620369 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO