Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Noticias de prensa
Endesa aprieta a los clientes para que instalen controladores de potencia

30/04/2010.

Las siglas ICP se han colado estos días en los hogares de cientos de malagueños. ¿El motivo? Una oleada de cartas remitidas por Endesa en las que la eléctrica alerta a aquellos consumidores que no tengan habilitado el interruptor de control de potencia de que si no lo instalan recibirán una penalización. Quienes hagan caso omiso al requerimiento de la compañía deberán pagar entre 15 y 30 euros mensuales de recargo dado que se les facturará por encima de los vatios contratados

Los consumidores que incumplan la obligación de instalar limitadores sufrirán un recargo en sus facturas de entre 15 y 30 euros. :: N. GONZÁLEZ

Los consumidores que incumplan la obligación de instalar limitadores sufrirán un recargo en sus facturas de entre 15 y 30 euros. :: N. GONZÁLEZ

Desde hace cinco años el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio obliga a las empresas distribuidoras a garantizar la instalación de los ICP en las viviendas de todos sus usuarios en virtud del Real Decreto 1454/2005. Para asegurar su cumplimiento, en todo este tiempo las eléctricas han realizado diversas campañas para intentar que sus clientes hagan los deberes y adecuen sus instalaciones. Quienes han hecho caso omiso tienen ahora un ultimátum, ya que la publicación de la orden ITC/1857/2008 de 26 de junio insta a las compañías a modificar el recibo de todos los abonados que no regulen su consumo a través de estos limitadores.
Carta certificada
Dicha normativa aparece explicada en la misiva de Endesa, presente desde hace semanas en muchos buzones de la provincia. Desde la eléctrica no facilitan la cifra de afectados por esta reforma ministerial, que salpica a los usuarios con menos de 10 kilovatios, aunque a tenor de la asociación provincial de instaladores eléctricos son «bastantes». «Quienes pertenezcan a este grupo ya habrán recibido una carta certificada en la que se les comunica que están obligados a dotarse de un ICP. Si pasan 20 días y no lo hacen, Endesa les envía una segunda notificación dándoles otro plazo de 20 días a partir del cual, si no cumplen, se les aplicará una penalización consistente en facturarles como si tuvieran contratada una potencia de 10 kilovatios (para clientes con menos de 5 kw) o de 20 kilovatios, en el caso de usuarios con una potencia de entre 5 y 10», resume el vicepresidente de la asociación, José Zayas.
Existen dos posibilidades para instalar el limitador: alquilárselo a Endesa (a partir de 6 céntimos al mes) o comprarlo. Al respecto, Francisco Javier López, responsable de Globaliza mantenimiento y gestión de servicios integrales, advierte de que la demanda ha sido tal que a día de hoy es «muy complicado» localizar estos dispositivos, que se cobran a una media de entre 30 y 40 euros, y existe hasta lista de espera.
Al margen de la opción elegida, quienes tengan que adecuar su instalación deben además adquirir una caja (cuyo importe ronda los 40 euros) y abonarle a Endesa una partida única de 9,05 euros en concepto de enganche y verificación del controlador   

TODAS LAS CLAVES

Qué es el ICP. Es un dispositivo que se coloca junto al cuadro general eléctrico y se desconecta automáticamente cuando la potencia demandada supera a la contratada.
Afectados. Consumidores con una potencia inferior a 10 kw.
Plazos. Endesa está enviando cartas instando a los usuarios a instalarlo. Pasados 20 días de la segunda misiva, la eléctrica facturará a quienes no lo tengan a una potencia superior a la contratada, lo que eleva los recibos hasta en 30 euros.
Instalación. El ICP puede alquilarse a Endesa o comprarse. La renta oscila entre los 6 y 12 céntimo al mes y la adquisición ronda los 30 euros. En ambos casos, hay que comprar una caja (desde 40 euros) y abonar el enganche: 9,05 euros
Fuente: Diario Sur.

2469395 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO