Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Ecología y medio ambiente
Cada acción cuenta para combatir el cambio climático
NICOLE CACHO. MÁLAGA

22/04/2007.

MEDIO AMBIENTE | Hoy se celebra el Día de la Tierra

El elevado consumo eléctrico, las emisiones de dióxido de carbono procedentes, sobre todo, del transporte, la continua contaminación del litoral y la construcción de dos nuevas centrales térmicas -en Campanillas y en el Polígono Guadalhorce- para abastecer a una creciente sociedad malagueña son las principales preocupaciones de los ecologistas, que hoy celebran el Día de la Tierra con un cierto lamento ante el inminente cambio climático.
Miles de estudios y presagios sobre cómo será el mañana terrestre alertan y asustan a los ciudadanos que son testigos directos del cambio meteorológico. `El mes más cálido de la década´, `La temperatura más alta del siglo´ y `El invierno más seco´ de los últimos años centran los titulares de la prensa, mientras que los científicos y los ecologistas discuten sobre quién tiene la culpa, si la contaminación o es la misma Tierra la que está respondiendo a uno de sus ciclos. Aunque parece haber un consenso: sea un ciclo o no, los humanos lo están, al menos, acelerando. "Hay que recordar a la gente que la electricidad no procede del interruptor", señala Jesús Guzmán (Ecologistas en Acción), que insiste en que todos debemos poner nuestro granito de arena para frenar el cambio climático. "Comparar nuestras aportaciones con la de las personas que no hacen nada es inútil, cada acción cuenta", sentencia.
`Carriles bici´. Pero luchar contra el cambio climático desde el hogar de los malagueños es un trabajo que tiene que venir acompañado del respaldo de la Administración, comenta Guzmán. "Es una acción titánica para un ciudadano aparcar su coche y coger la bicicleta para ir a su lugar de trabajo que está a 40 minutos de su casa: necesitamos transportes públicos que funcionen, `carriles bici´ dentro y fuera del área urbana", declaró.
Y es que, por ejemplo, ir de Málaga a Torremolinos en una simple bicicleta constituye hoy una infracción: pedalear en la autovía está prohibido, recuerda Jesús Guzmán.
A efectos prácticos, el que suba uno o dos grados la temperatura terrestre parece algo inofensivo para la vida de los humanos, pero el tema es mucho más serio. El ecologista Juan Manuel Cestino explica que el ascenso de la temperatura ocasiona que el hielo de los casquetes polares se derrita, aportando más agua dulce al océano y subiendo el nivel del mar. Pero lo grave es que estos efectos provocan que las corrientes oceánicas que regulan el clima del planeta se desvíen, trastocando la meteorología.
"La desviación de la cálida corriente oceánica del Golfo de México impediría que llegase a Europa", indicó Cestino, lo que podría ocasionar una `miniglaciación´ que haría inhabitable el territorio europeo más allá de París. Este es uno de las decenas de escenarios que podrían darse, especifica el ecologista. Un ejemplo práctico de cómo las corrientes oceánicas pueden trastocar el clima es el fenómeno de El Niño: lo que sucede en las costas americanas, afecta la meteorología de Asia.
Si el mundo está destinado a una glaciación, quizá la respuesta está en retrasarla. A continuación se muestra una guía de lo que puede hacer usted por la Tierra desde su casa.

2518734 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO