Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Urbanismo
El «caso Astoria» corrobora la inseguridad jurídica para hacer negocios en Málaga y la capacidad del alcalde para ahuyentar inversores, excepto si construyen un Centro Ruso en

20/05/2010.

. Las mentiras y cambios de postura de Francisco de la Torre demuestran que la GMU se articula a voluntad del regidor para paralizar o autorizar proyectos

. De nada sirven las acciones promocionales para atraer inversores y generar negocio en Málaga cuando en un caso como el del edifico de los cines Astoria, el alcalde de la ciudad convierte la Gerencia de Urbanismo, el PGOU y el Plan de Protección del Centro (Pepri) en instrumentos con los que entorpecer, frenar y dejar en el limbo proyectos que obstaculizan sus promesas políticas fallidas. A juicio de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com el del Astoria es un ejemplo más de que el principal problema para un empresario que venga a Málaga es tener que negociar con el alcalde. Excepto en el caso del Centro Ruso, en el que el promotor parece haber dado en la tecla que le gusta a De la Torre.

EL ‘caso Astoria’ vivió el pasado martes el último capítulo del esperpento en que se haya sumido con un motorista entregando a última hora la denegación del permiso para construir viviendas a la promotora Grupo Baensa. Tres meses ha tardado el Ayuntamiento de Málaga en notificar esta negativa, alargando el plazo de respuesta hasta el último día. Más de tres años si tenemos en cuenta cuando solicitó el propietario de los terrenos por primera vez hacer en esos suelos viviendas de lujo, tal y como autorizaba el PGOU entonces. Las excusas esta vez han sido por cuestiones puntuales, falta de documentación, ajusten al plan de accesibilidad… pero podrían haber sido cualesquiera otras.

ESTÁ claro que al alcalde de Málaga no va a permitir que allí se construyan casas porque él quiere hacer un edificio (sucine_astoria.jpg edificio) de usos culturales. Tan claro está esto como que el Ayuntamiento de Málaga no tiene liquidez ni fondos para acometer este proyecto sin endeudarse hasta límites no permitidos. Tan claro como que las malas relaciones de De la Torre con Unicaja dificultan un acuerdo sobre la hipoteca de 15 millones que pesa sobre el edificio. Tan claro como que el inmueble del antiguo cine seguirá cayéndose a pedazos en pleno corazón de Málaga por un periodo indefinido. De momento, los que ganan son los ocupas y mendigos que han encontrado techo en las salas abandonadas.

ESTA no es una cuestión en la que una administración lucha por el interés general de los ciudadanos contra unos malvados promotores privados sin escrúpulos. Lo que se dirime aquí es el requisito imprescindible que se exige para atraer inversiones: la seguridad jurídica y la seriedad de las administraciones. Esas dos cosas que se piden a las repúblicas bananeras y que en Málaga están quedando por los suelos.
centro_ruso6
NO sólo ha quedado en evidencia que De la Torre mintió al anunciar un acuerdo con un empresario al que ni siquiera había llamado -él mismo lo ha reconocido- el problema es que se está dejando entrever cómo el uso personalista de las normas urbanísticas pueden desbaratar una actividad empresarial, que guste o no, contaba con toda la cobertura jurídica y normativa para llevarse a cabo, hasta que el alcalde dijo que ahí no…

Y el del Astoria no es el único ejemplo de entorpecimiento y paralización de actividad, casos similares se dan con el olvidado proyecto de las tecnocasas, o la rehabilitación de un palacete en hotel en la calle Granada. El único proyecto urbanístico que avanza sin problemas es el del gran Centro Ruso del Monte San Antón, donde el promotor parece haber dado con la tecla que le gusta al alcalde

Fuente: Revista El Observador

2528330 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO