Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Vocalía de Flamenco
Morente en los Veranos de la Villa

14/08/2010.

"¡Qué barbaridad!", decían las viejecillas. "¡Qué heavy!", musitaban los jóvenes. Y entre unas y otros, el cante de Enrique Morente quedó ayer visto para sentencia en los Jardines de Sabatini

Enrique Morente, durante su actuación en los Veranos de la Villa. | Alberto Martín

Enrique Morente, durante su actuación en los Veranos de la Villa. | Alberto Martín

Tras su paso por el Festival de Cante de las Minas en La Unión (Murcia), donde recibió el Castillete de Oro a su trayectoria, el granaíno presentó en los Veranos de la Villa de Madrid su espectáculo 'Morente flamenco', algo así como un acercamiento a la ortodoxia por parte del más heterodoxo de los flamencos.

Porque Morente es un músico moderno y abierto, pero no un iconoclasta. Así, abrió este viernes su espectáculo con el resto de sus músicos dispuestos en semicirculo alrededor de un micro, a modo de recogido 'jaleo' por el que fueron desgranando unas 'tonás' cubiertas con mantos de garganta y unos vanguardistas cantes por Nelson Mandela.

Luego, el espectáculo propiamente dicho, con las guitarras de David e Israel Cerrezuela, la percusión de Bandolero, las palmas y el baile de Isaac de los Reyes y Pedro Gabarre, y los coros (y percusiones a la mesa) de Antonio Carbonell, Ángel Gabarre y del propio hijo de Morente, Enrique.

Una locura musical para amantes y legos del flamenco que sólo el fuerte viento, con sus constantes zumbidos en los micros, se atrevió a ensuciar.

Estuvo Morente estupendo por todos los palos, desde las alegrías de 'tirititrán' a los tangos, pasando por seguiriyas y soleares. Quiso reunir las historias de Eugenio Arias, barbero de Picasso, y Pericón de Cadiz en la presencia de sus respectivos hijos, a los que dedicó una malagueña.

Se acordó de la Verbena de la Paloma, que se bailaba a escasos metros del escenario, y recordó que había que beber para celebrarlo. Se puso estupendo con 'Sacromonte' y 'Guern-Irak', demostrando que su voz ronca sigue siendo sentida. Y con un sentimiento que consigue atrapar a nuevos acólitos, muchos de ellos atraídos por sus experimentos junto a grupos fuera de la órbita flamenca, como Los Planetas, Lagartija Nick o Sonic Youth.

Al final, de nuevo vuelta al semicírculo para despedir el espectáculo con un nuevo jaleo de bulerías entre los bailes de Pedro Gabarre e Isaac de los Reyes. "Siempre es mejor marcharse dos minutos antes de empezar a estorbar", dijo el maestro como despedida. Y se fue

Darío Prieto | Madrid

Diario El Mundon

2394954 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO