Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Vocalía de Flamenco
Dos cantaores andaluces se llevan los premios del concurso Puerta de Alcudia

13/09/2010.

Antonio Ortega hijo, de Mairena del Alcor, y Manuela Cordero, de Rota, han sido los grandes triunfadores del III Concurso Internacional de Cante Flamenco Puerta de Alcudia, certamen que se celebró la noche del sábado 11 en la localidad ciudadrealeña de Puertollano.

Antonio Ortega hijo en un momento de su actuación en Puertollano. | MMM

Antonio Ortega hijo en un momento de su actuación en Puertollano. | MMM

Una treintena de cantaores procedentes de todos los puntos de la geografía española, y en su mayoría con una trayectoria jalonada de los más importantes premios, acudieron a este concurso que buscaba "al cantaor emergente más completo", ya que las bases obligaban a los que accedían a la fase siguiente a no repetir ninguno de los cantes ya ejecutados, con lo que la disputa ha sido del mayor interés.

A esta luz, accedieron a la final el sevillano Niño de Olivares; Toñi Fernández, de Almería; el mairenero Antonio Ortega hijo y la roteña Manuela Cordero, con lo que la juventud cantaora de Andalucía imponía el peso de su veracidad flamenca en Puertollano.

De los reseñados, el cuarto puesto fue para Toñi Fernández, que siendo la finalista de expresión más flamenca, destacó en la taranta y, sobre todo, por tangos. El tercer premio recayó en Niño de Olivares, que evidenció su largueza cantaora a más del modo con que salir de situaciones adversas, tal que el sonido, que dejó bastante que desear, lo que no restó méritos a sus tonás y fandangos.

Pero fue tanta la igualdad que el jurado atisbó entre Manuela Cordero y Antonio Ortega hijo, que, por unanimidad, optó por conceder el primer premio 'ex a quo' entre ambos cantaores, por lo que a los 12.500 euros más trofeo del primer galardón, se sumaron los 5.000 euros del segundo a fin de quedar repartidos a partes iguales entre estos dos finalistas.

Festival Minero

Tanto Cordero como Ortega tendrán, además, la oportunidad de presentar de nuevo sus credenciales en el Festival Minero, a celebrar en el mes de diciembre, en base a la firme contribución que han hecho tanto por el prestigio de este certamen cuanto por la difusión de un arte que demanda figuras emergentes de este calado y solvencia que sucedan a las generaciones precedentes.

En tal sentido, hay que resaltar de Ortega el modo de construir la soleá del eje Alcalá-Triana, con un estilo de cierre de Joaquín el de Paula que sorprendió a todos por igual, sin olvidar la valentía de ejecutar cantes que difícilmente son hoy día considerados como la minera de Antonio Piñana o la mariana.

Manuela Cordero, por su parte, es una cantaora que va a dar que hablar como siga en la línea de progresión de estos últimos cinco años, ya que en Puertollano dejó a todos atónitos con un jabegote, cante poco recomendable en los concursos rancios, y una extraordinaria seguiriya de Juan Junquera que evidenció sus dotes artísticas, tal que hondura, afinación y sentido del ritmo interno.

Tras la final, la fiesta prosiguió en Casa Vinagrito, donde Santiago ofició desde los veinticuatro compases de un fandango con el rito manchego del buen comer y mejor beber, con lo que la sede de la Peña Flamenca Fosforito, organizadora del evento, hermanó a Andalucía con Castilla-La Mancha como antaño hicieran Jacinto Almadén o el Niño de la Mancha, entre otros

Fuente: Diario El Mundo.

2604690 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO