Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Noticias del Barrio
Veinte hombres con las manos en la masa

16/12/2010.

La junta de distrito Este y la editorial Aladena han publicado el libro Rebalaje entre fogones, que recoge 70 recetas aprendidas por 20 hombres mayores de 55 años que han participado en un curso de cocina

Los alumnos del curso, junto a la delegada del distrito y el profesor.  G. Torres

Los alumnos del curso, junto a la delegada del distrito y el profesor. G. Torres

MIGUEL FERRARY. MÁLAGA
La tradición culinaria de Málaga, el espíritu creativo paleño y la comida sana se unen en el libro Rebalaje entre fogones, un recetario que ha nacido de una curiosa iniciativa en el distrito Este, como ha sido un curso de cocina impartido a hombres mayores de 55 años que no tenían ninguna experiencia previa.
El libro, que ha publicado la editorial malagueña Aladena y se vende a 12 euros en las librerías de la ciudad, recoge 70 recetas de dieta mediterránea y que también asume la rica tradición culinaria malagueña. Los platos elegidos constituyen la base del curso recibido por estos paleños, que se han quitado el miedo a entrar en la cocina y trastear entre fogones.
«El perfil de los participantes es de hombres con más de 55 años, sin conocimientos de cocina, que viven solos o son cuidadores de su pareja», explicó la delegada del distrito Este, Teresa López, quien aseguró que el objetivo del curso es «prevenir la falta de autonomía y mejorar la calidad de la dieta» de los participantes.
El resultado no sólo ha sido animar a estos paleños a atreverse con una fideuá o una caldereta de cordero. Ha dejado un fruto más perdurable como la publicación de este recetario, que se distribuirá a nivel nacional e, incluso, se incluirá en plataformas de
e-books para que llegue a
Sudamérica, según el responsable de la editorial, Francisco Vázquez.
El libro está dividido en recetas de aperitivos, primeros platos, segundos platos y postres. Además, se incluye un pequeño diccionario de términos culinarios y fotografías del curso, que han sido realizadas por dos de sus alumnos: Joaquín Ruano y Francisco Sánchez Cañete.
La confección del libro ha tenido dos protagonistas. Por un lado, el antiguo cocinero jefe de Casa Pedro, José Rodríguez Galán, que fue el encargado de impartir el cursos y el inspirador de las recetas contenidas en Rebalaje entre fogones. Además está el trabajo de Salvador Abad, que recopiló las recetas una a una y cuyos desvelos permitieron elaborar el libro.
«Cuando llegaba a casa del curso pasaba las notas al ordenador para ayudarme y se las enviaba a mis compañeros», explica Salvador Abad, que señala que este trabajo fue tomando cuerpo y dio la idea de publicar el libro. Abad es uno de los 20 alumnos de este curso. Lo comenzó sin tener idea de cocina y ahora se atreve con las albóndigas y la fideuá, «aunque también hago el pudin y la mousse de fresa, que está buenísima».
Víctor Fernández es otro de los alumnos que ha aprendido a cocinar, aunque en su caso «mi mujer me echa de la cocina, porque hay diferencias en cómo he aprendido a hacer algunas cosas y cómo las hace ella», relata con buen humor, aunque reconoce sus pinitos con algunos postres, como las natillas.
Precisamente este dulce tradicional es la especialidad de Pepe Salguero, que afirma que es muy goloso y opta por los postres. En concreto por las natillas que les hace a sus nietos «que les encantan», aunque «también ayudo mucho a mi mujer» con otros platos.
Jacinto Bravo subraya que el curso le ha dado una nueva vocación culinaria «y le quito trabajo a mi Pili –su esposa–, que se ha alegrado mucho». Jacinto destaca las croquetas de bacalao como una de sus especialidades –«que también le gustan a mi mujer»– y los macarrones bolognesa –«que me encantan»–. Del curso también destaca una cata de vino que hicieron con la bodega Pérez-Hidalgo, de Álora, y en la que «aprendimos mucho».

Fuente: La Opinión de Málaga

2435219 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO