Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Deportes
Di Stéfano y Messi como guías del fútbol

07/02/2011.

"Messi será recordado como el Di Stéfano del siglo XXI". Quique Sánchez Flores elogiaba minutos después de caer ante el Barcelona (3-0) al mayor de sus verdugos. Y es que Messi había secado cualquier opción rojiblanca en el Camp Nou con una nueva lección magistral de talento, eficacia y brillantez.

. Por todo esto, la comparación que el técnico puso sobre la mesa no resulta nada descabellada. Y es que si analizamos estadísticas, el delantero argentino del Barcelona va camino de igualar e incluso superar el legado de Alfredo Di Stéfano, un jugador que abanderó al mejor Real Madrid de la historia, el que conquistó cinco Copas de Europa de manera consecutiva entre 1956 y 1960.

La primera similitud entre Di Stéfano y Lionel Messi la encontramos en la partida de nacimiento. Argentina fue el país que vio nacer a ambos, uno en el barrio bonaerense de Barracas y el otro en Rosario. Coinciden también en su ascendencia italiana y, por supuesto, en su amor por el fútbol. Convertirse en figuras mundiales con importante peso en la historia era su destino, pero los caminos de uno y otro no siguieron una trayectoria ni mucho menos semejante.

Antes de llegar a España, Alfredo Di Stéfano opositó en Sudamérica. Criado futbolísticamente en la cantera de River Plate, 'La Saeta Rubia' tuvo que terminar de formar su talento en Huracán y Millonarios antes de triunfar en el propio club bonaerense. En 1953, con 27 años, era ya un crack contrastado que se rifaban los principales clubes europeos. El Real Madrid resultó victorioso en la pugna y disfrutó de sus servicios durante once temporadas, donde cambió la historia del fútbol español y europeo. En esos años y con él en sus filas, el conjunto blanco se convirtió en el club de referencia a nivel mundial después de conquistar ocho títulos de Liga y cinco Copas de Europa. Tras su paso por el Real Madrid, Di Stéfano finiquitaría su carrera futbolística en el Espanyol en 1965 a la edad de 39 años.

Alfredo Di Stéfano disputó en su carrera 918 partidos marcando 712 goles, un promedio de 0,78. Con el Real Madrid consiguió cinco 'Pichichis' y un total de 8 Ligas y 5 Copas de Europa.

Hablar de Messi es hablar de un jugador precoz en todos los aspectos. 'La pulga' llegó a España con tan sólo 13 años de la mano de Carles Rexach tras serle diagnosticada una deficiencia en la hormona del crecimiento. El Barcelona se hizo cargo de los costes del tratamiento apostando por una joven promesa del fútbol argentino cuando los principales equipos argentinos descartaron tal opción. Al contrario que en el caso de Di Stéfano, Messi fichó por un club europeo sin haber sido antes profeta en su tierra. En 2004, con 17 años, debutó en Primera División en un partido ante el Albacete en el Camp Nou. Más de seis años después, nadie puede discutir la efectividad de esa apuesta que el conjunto azulgrana realizó por el 'genio' de Rosario.

Números y palmarés de cracks

Si existe una cualidad que caracteriza a ambos personajes futbolísticos esa es la de su relación con el bello mundo del gol. Las estadísticas reflejan esa fidelidad. Alfredo Di Stéfano disputó en su carrera como jugador 918 partidos en los que convirtió 712 goles, un promedio de 0,78 tantos por encuentro. Por su parte, Leo Messi ha jugado hasta la fecha 301 partidos en los que ha conseguido 182 goles, siendo el promedio de 0,60 por cada choque. El jugador del Barcelona está por debajo en este apartado pero en su favor debe decirse que se encuentra en el mejor momento de su carrera y que su explosión como goleador llegó hace tres temporadas. En la actual, su destino es superar el récord de Hugo Sánchez de 38 goles en una misma campaña al llevar 24 tantos en las 22 jornadas disputadas, un promedio espectacular.

Leo Messi ha disputado 301 partidos consiguiendo 182 goles, un promedio de 0,60. En el Barcelona ha conseguido 2 Balones de Oro, 1 Bota de Oro europea y un palmarés de 4 Ligas y 2 Champions League.

Pero los méritos de las dos figuras no se quedan únicamente en la voracidad a la hora de marcar goles, sino también en su capacidad de liderazgo en dos equipos con un sitio reservado en la historia. Por un lado, Di Stéfano fue el líder que necesitaba un Real Madrid plagado de talentos para alcanzar la cima del fútbol mundial. En el conjunto blanco disputó 306 partidos en Liga consiguiendo un total de 216 goles, un promedio de 0,70 tantos por partido. Esos números le permitieron conquistar cinco trofeos Pichichi como máximo anotador de nuestro campeonato y alzarse con un palmarés de ocho Ligas, una Copa y cinco Copas de Europa con el Real Madrid.

Por otro lado, Leo Messi es el máximo exponente de un Barcelona sublime, capaz de alzarse con el 'sextete' hace dos temporadas y de desarrollar un fútbol nunca visto antes. Regatea, marca, asiste...nada parece resistirse al talento del jugador de Rosario. En el club catalán, Messi acumula 163 encuentros de Liga en los que ha conseguido 112 goles, promediando 0,69 por partido. 'La pulga' se hizo además con la Bota de Oro al goleador europeo la pasada temporada después de convertir un total de 34 tantos en 35 encuentros. En cuanto al palmarés con el Barcelona, Messi ha conseguido en sus seis años como culé cuatro Ligas, una Copa del Rey y dos Champions League.

Di Stéfano fue catalogado por la FIFA como uno de los cuatro mejores jugadores del pasado siglo junto a Pelé, Beckenbauer y Johann Cruyff. La trayectoria y las cualidades de Leo Messi avalan la teoría de Quique Sánchez Flores y, muy posiblemente, pase a convertirse en un breve periodo de tiempo en uno de esos jugadores distinguidos que este planeta genera para disfrute de cualquier amante del buen fútbol. Sólo el futuro tiene la respuesta

Fuente: Diario El Mundo

2570176 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO