Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Noticias de prensa
Un millar de víctimas de accidentes de tráfico podrán acogerse a la Ley de Dependencia
IGNACIO LILLO/MÁLAGA

13/05/2007.

Se trata en su mayoría de personas jóvenes, que han tenido un siniestro en motocicleta en vías urbanas de la provincia, y que sufren daños medulares muy graves Los familiares que sean cuidadores recibirán una ayuda de entre 400 y 500 euros al mes

CARRETERA. Los heridos graves en accidentes de tráfico también tendrán derecho a las ayudas. / SUR. ARCHIVO

CARRETERA. Los heridos graves en accidentes de tráfico también tendrán derecho a las ayudas. / SUR. ARCHIVO

Cuando se habla de dependencia, la imagen más común es la de un anciano que acaba sus días rodeado de familiares. En otros casos, de menores aquejados de enfermedades neuronales graves, que dependen totalmente de sus progenitores para realizar las actividades más básicas. No están solos. La entrada en vigor de la nueva ley ha hecho aflorar situaciones personales muy duras, ha puesto nombre y cara a las negras estadísticas de tráfico. A los cientos de casos de jóvenes que han sufrido un accidente, y que quedan reflejados en los informes bajo el denominador común de «heridos graves».

Sólo en las vías interurbanas de Málaga cada año se produce medio centenar de víctimas de este tipo, y la cifra es superior incluso en los recorridos urbanos. Raúl López, presidente de la Asociación de Lesionados Medulares de Málaga, aporta la clave de esta situación: «La mayoría de los heridos graves se producen en motos de tipo »scooter» y en ciudad».

La cifra de jóvenes discapacitados físicos a causa de siniestros en las carreteras de Málaga supera el millar, según las estimaciones de este colectivo, y son firmes candidatos a las ayudas que plantea la Ley de Dependencia.

El propio Raúl López debe su lesión a una caída en una motocicleta, y pone de relieve la corta edad de los protagonistas, entre los 16 y los 26 años, que circulan sin el casco. En cualquier caso, pide que no se demonice a estos vehículos. «No son las motos. Los peatones se cruzan y un golpe de un coche puede ser fatal». La asociación imparte charlas en los colegios para tratar de concienciar a los estudiantes. «Les hacemos ver lo que ganan y lo que pierden, y cómo puede cambiar su vida».

No es una cuestión menor. López recuerda que a nivel nacional, el hospital de parapléjicos de Toledo atiende cada año unos 1.500 casos a causa de accidentes de circulación. Respecto a la norma, afirma: «Como pilar básico de atención en el Estado del Bienestar es ideal, pero hay que ver ahora cómo se desarrolla en los decretos, su puesta en práctica y hasta dónde llegamos. La necesidad es acuciante y espero que se cumpla lo que se está prometiendo».

En cualquier caso, las ayudas para los heridos en accidentes estará sujeta al mismo baremo ya aprobado por el Gobierno. En esta primera fase, la norma sólo atenderá a las personas consideradas como gravemente afectadas, esto es, incapaces de realizar las más básicas actividades cotidianas (alimentarse, vestirse, asearse, desplazarse...) por sí mismo.

Cartera de servicios

las noticias que se van conociendo acerca de la futura cartera de servicios son poco halagüeñas. El Consejo Territorial -que reúne al Gobierno y las comunidades autónomas- ha aprobado esta semana las prestaciones a las que los usuarios podrán acogerse. En el caso de la ayuda domiciliaria -la más demandada por los usuarios- precisa que los casos más graves tendrán garantizadas entre 70 y 90 horas mensuales, esto es, un máximo de tres horas al día.

Las prestaciones económicas se harán efectivas sólo cuando la comunidad autónoma no pueda ofrecerle la prestación del servicio, bien porque no hay residencias suficientes, por carencia de centros de día o de ayudantes domiciliarios. Los grandes dependientes de nivel dos, los más graves, recibirán 780 euros al mes, y 585 euros los de nivel uno. Con ellos podrán ayudarse a pagar una residencia o bien un asistente personal que les facilite la autonomía para trabajar, estudiar o realizar otro tipo de actividades.

Si decide que le cuide en casa un miembro de su familia, esta persona deberá darse de alta en la Seguridad Social -la cuota, de 74 euros, la pagará el Estado- y percibirá al mes 487 y 390 euros netos para el nivel dos y uno, respectivamente.

El drama de la carretera cobra una nueva perspectiva con la aprobación de la norma, que puede suponer un respiro para decenas de víctimas con secuelas graves y sus familiares.
DIARIO SUR

2434823 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO