Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Ecología y medio ambiente
El cerco contra los bolicheros se estrecha

23/07/2011.

Empieza a ser una costumbre que cada verano por estas fechas los bolicheros vuelvan a la carga aprovechando que la demanda de pescado se dispara en restaurantes y chiringuitos de la Costa del Sol. Las altas cifras que arroja el paro animan cada año más a recurrir a muchos a esta actividad ilegal que permite ganar dinero rápido y con relativa facilidad. Pero para la Junta de Andalucía son ya unos viejos conocidos y está estrechando el cerco para asfixiar a un colectivo que provoca graves daños a los caladeros

Un pescador faena en el puerto malagueño en plena noche

Un pescador faena en el puerto malagueño en plena noche

Los mayores controles y la estrecha vigilancia que la Inspección Pesquera, en colaboración con la Guardia Civil, realiza de todos los pasos de los bolicheros están dando "muy buenos resultados", según aseguró ayer la delegada provincial de Agricultura y Pesca, Mónica Bermúdez, aunque también reconoció la dificultad para decomisar in situ la mercancía que capturan porque suelen tirarla rápidamente el mar.

Lo que es más difícil que oculten son las embarcaciones y las artes ilegales de pesca que utilizan para capturar a los inmaduros. Sólo en la última semana dos operaciones contra la pesca ilegal han permitido intervenir 21 embarcaciones que no cumplían con l normativa vigente. La más reciente tuvo lugar en la madrugada del jueves en los puertos de Estepona y la Duquesa en Manilva. Los inspectores de la Delegación Provincial de Agricultura y Pesca y la Guardia Civil inmovilizaron ocho de estas barcas, 43 artes de pesca y casi 13 kilos de pulpo que había sido capturado de forma ilegal solamente en el primer puerto.

La otra actuación se llevó a cabo en el puerto de Málaga, uno de los principales resquicios de la actividad bolichera que aún se mantienen por su cercanía al tradicional barrio pesquero de El Bulto. allí, la Inspección Pesquera intervino el pasado miércoles ocho embarcaciones que carecían de matrícula, un arte de pesca ilegal del tipo boliche -red muy tupida utilizada para la captura de alevines de diferentes especies- y cerca de tres kilos de pescado de talla inferior a la reglamentaria que luego se ofrece en mercados y restaurantes como platos exclusivos.

La rapidez y relativa facilidad para obtener considerables ganancias impiden acabar por completo con esta práctica ilegal, ya que por un cubo de entre siete y diez kilos de pescado inmaduro se pueden llegar a pagar más de 150 euros.

El mayor repunte se produjo a finales de 2008 cuando se detectó que los bolicheros malagueños volvían a las andadas cuando la crisis económica mostró sus primeros síntomas. La situación se fue agravando y una actividad que prácticamente estaba erradicada en la provincia volvió a resurgir obligando a la Delegación Provincial de Agricultura y Pesca a endurecer los controles en el mar, mercados, restaurantes, lonjas y Mercamálaga, por donde se calcula que entra el 80% del pescado inmaduro que se comercializa en Málaga.

Este seguimiento tan de cerca está haciendo que muchos de retraigan a la hora de arriesgarse, según explicó la delegada provincial, pero aún así todavía no se ha conseguido acabar con los focos fuertes que siguen siendo Torre del Mar y las zonas de El Bulto y El Palo en la capital

Fuente. Málaga Hoy

2668875 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO