Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Vocalía de Flamenco
Paseo por los palos flamencos
El guitarrista Raúl Cantizano muestra la diversidad del arte jondo con 28 e

25/08/2011.

Imagínese que tiene que explicarle qué es el flamenco a alguien que no conoce nada del género. Eso es lo que hizo el guitarrista Raúl Cantizano (Sevilla, 1973) cuando se enfrentó al reto de crear un programa que mostrara, con el cante y la guitarra, la versatilidad del arte jondo a través de sus palos. La respuesta a esta pregunta es Glosa flamenca, el espectáculo que Cantizano, junto a los cantaores Alicia Acuña y Niño de Elche, ofrece en Sevilla dentro del ciclo Noches en los Jardines del Real Alcázar. Las próximas citas con este recital didáctico, apto tanto para neófitos como para aficionado, son el próximo día 27 y el 3 de septiembre.

El guitarrista Raúl Cantizano, en Sevilla.- PÉREZ-CABO

El guitarrista Raúl Cantizano, en Sevilla.- PÉREZ-CABO

"Hemos hecho siete bloques y, dentro de cada uno de ellos, agrupamos varios palos por afinidad. En total, tocamos 28 palos y aunque, por supuesto, han quedado algunos fuera; sí aparecen otros similares", explica Raúl Cantizano que se licenció en Bellas Artes en la Universidad de Sevilla y llegó al flamenco a través de la guitarra eléctrica.

Raúl Cantizano, que iba para escultor, confiesa que su transformación se produjo en 1996, cuando por casualidad oyó un disco que un inglés había grabado en directo en Morón de la Frontera. "El disco tenía sus añitos y cantaban Chano Lobato, Gaspar de Utrera, Manuel de Paula... A la guitarra estaban Paco y Juan del Gastor. Al oírlos me di cuenta de que la guitarra eléctrica se parecía mucho a la flamenca y me llegó", recuerda el artista que, habitualmente, toca para el baile con Choni Cia. Flamenca y con Ángeles Gabaldón, además de tener su propio proyecto, Bulos y Tanguerías, junto a Santiago Barber. "Es un foro de estudio en torno a la performance y el flamenco en el que ya hemos creado dos montajes. El último, VaconBacon, contamos con la colaboración Niño de Elche", explica el guitarrista que ha creado un espectáculo en torno a la vida y la obra del pintor irlandés Francis Bacon.

Su síntesis de los palos flamencos parte de un tronco con siete grandes ramas que Cantizano llama Cantes básicos, Soleares, Cantiñas, Tangos, Fandangos, Cantes de ida y vuelta y Cantes derivados de canciones populares. "Algunas personas del público me dijeron, después del primer recital del 9 de julio, que habían entendido la diversidad del flamenco. Decir qué es flamenco y qué no lo es es complicado. Es un arte que surge del mestizaje, una mezcla de muchas culturas", afirma Cantizano quien en su Glosa flamenca interpreta romance, toná, mirabrás, taranta, milongas, guajira y bambanera, entre otros palos.

"Se han quedado fuera muchos como la serrana, el polo o el fandango natural; pero sí hay cantes similares en la selección que, para hacer la cosa más complicada, debe durar solamente una hora", aclara. Los conciertos de Noche en los Jardines del Real Alcázar, que este año celebra su 12ª edición, comienzan a las diez y media de la noche pero, además de música, el público puede pasear por los jardines del monumento una hora antes del concierto. Sin embargo, la hora de cierre de este palacio real del siglo XI, el más antiguo en uso en Europa, es siempre la medianoche.

Además de flamenco, el ciclo -que se alarga hasta el 11 de septiembre- ofrece música antigua, con grupos como Accademia del Piacere o el trío formad por Anna María Friman, Michael Form y Ariel Abramovich; clásica, con el Cuarteto Toldrà o la mezzosoprano Amaya Domínguez, y otras músicas que engloban al jazz o los ritmos orientales. El pasado domingo, cuando ya se habían celebrado 50 de los 75 conciertos programados por Actidea, habían pasado por el Alcázar 22.200 personas, lo que supone una ocupación media de más del 99%.

 

Fuente: Diario El Paìs

2570177 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO