Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Urbanismo
La ruina de los Baños del Carmen se debe a que las constructoras Vera y Acha no han invertido un euro durante los 23 años que los gestionan
Estos grupos especularon con construir un puerto deportivo en El Morlaco

21/09/2011.

El declive de los Baños del Carmen obedece a la absoluta falta de inversión que desde hace más de 20 años adolece el que ha sido el balneario más famoso de Málaga. Este abandono tiene su primer culpable en la empresa concesionaria Parque Balneario de Nuestra Señora del Carmen SA, controlada por los grupos constructores malagueños Vera y Acha. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com desentraña las maniobras y especulaciones urbanísticas que han llevado a la ruina este privilegiado paraje del litoral malagueño

LA gestión de las instalaciones del balneario de los Baños del Carmen se inicia con una concesión realizada dos años después de su inauguración, en 1920, y por un periodo de 99 años a una familia malagueña, los Gómez, que después dieron a la ciudad el que fuera entre 1937 y 1939 el primer alcalde de la dictadura franquista, Enrique Gómez Rodríguez.

EN 1988 un grupo de constructores locales decide comprar las acciones de la sociedad anónima Parque Balneario de Nuestra Señora del Carmen a la familia Gómez, y beneficiarse de la centenaria concesión. Esta operación conjunta se realizó con vistas a hacer negocio a largo a plazo con un posible gran ‘pelotazo’ urbanístico y su diseño mercantil corrió a cargo del abogado, José Manuel Cabra de Luna, a la sazón ex presidente del Consejo Social de la UMA y vicepresidente de la fundación Málaga Ciudad Cultural.

CABRA de Luna entró a formar parte de Parque Balneario de Nuestra Señora del Carmen SA de la mano del que era entonces su cliente, Rafael Ortega Pascual, pero a los pocos años abandonó esta aventura empresarial que, con la crisis del 93, pasarían a dominar el Grupo Vera y el grupo Acha. En aquellos años -según señalan a esta revista dos fuentes que conocen de primera mano lo ocurrido- el grupo que dirige Francisco Vera y los promotores de Añoreta Golf se hicieron con el control de la sociedad. Y así lo corrobora la información del Registro Mercantil consultada por EL OBSERVADOR, en la que entre administradores y apoderados encontramos al propio presidente del Grupo Vera, junto al director financiero de la constructora, Francisco Luis García Hurtado, o al director de Alei, la inmobiliaria de Vera, Juan Maldonado Taillefer, entre otros. Por parte de la familia Acha Yagüe figuran Felipe y José Luis, como apoderado y administrador respectivamente.

ESTOS promotores realizaron continuas presiones para sacar adelante la construcción de un puerto deportivo que se situara justo delante del balneario, en el morro del Morlaco. Pero estos intentos fracasaron no tanto por la negativa del Ayuntamiento -es sabido que el actual alcalde Francisco de la Torre ha luchado y clamado por la construcción de este puerto- si no por las reticencias de Costas dadas las afecciones medioambientales que conllevaría, y no menos decisivo, por la rotunda negativa que destacadas familias de la urbanización de lujo la Torrecilla mostraron a que este proyecto se plantara justo frente a sus viviendas, ya que conllevaría a la fuerza nuevas construcciones. Así que la idea de hacer “un minibanús”, como lo define una de las fuentes, se desvaneció.



LOS constructores Vera y Acha han estado a cargo en los Baños del Carmen de un negocio ‘pequeño’ con el restaurante, el camping ilegal que se puso en marcha en primera línea de playa, o el alquiler de pistas de tenis y el aparcamiento, pero sus ojos han estado centrados en el proyecto de reforma y las posibles plusvalías que podría obtener la construcción en esta zona. No obstante, el balneario ha sido un espacio sensible a la opinión pública, un pequeño tesoro diferenciado del resto de la ciudad que se ha querido mantener al margen de grandes operaciones urbanísticas, por lo que los anuncios y globos sonda sobre proyectos de torres o gimnasios, han sido tajantemente rechazados por la ciudadanía.

Y con las dos administraciones competentes sobre el balneario, Ministerio de Medio Ambiente (Costas) y el Ayuntamiento de Málaga, empantanadas en la burocracia y el desacuerdo, la postura de los señores del ladrillo malagueño ha consistido en someter a las instalaciones a un lento pero inexorable declive, que se ha llevado a cabo de la forma más sencilla: abandonando todo conato de inversión. Esa ha sido precisamente su fuerza, dejar que los Baños del Carmen se degradaran hasta llegar a la insostenible situación actual.

QUIZÁS esta sea la paradoja, el balneario figura como emblema de Málaga, es una de sus más reconocibles postales; ha sido objeto de especulación urbanística y ha sido espacio de resistencias sociales; es un terreno público pero gestionado por privados que han hecho fortuna con el ladrillo; y de ser un lugar de indiscutible belleza y aire romántico, se ha convertido en un espacio pestilente, un sucio vertedero incontrolado en el que un asentamiento ilegal siembra la violencia y la inseguridad entre el vecindario.

COMO informaba ayer EL OBSERVADOR la primera culpable de que no hayan comenzado las obras de mejora del balneario es esta empresa concesionaria. En octubre de 2010 el secretario provincial del PSOE en Málaga, Miguel Ángel Heredia, anunció la inversión de 400.000 euros en los Baños del Carmen gracias a que habían logrado incluir una partida específica en los Presupuestos Generales del Estado para 2011. El Gobierno había reservado 60.000 euros para adelantar el rescate de las concesiones, (incluida la de Astilleros Nereo), pero la propuesta de indemnización no sólo ha sido rechazada completamente sino que ha sido objeto de sendos recursos por parte de de Parque Balneario de Nuestra Señora del Carmen SA: uno contra la orden ministerial que aprobaba el proyecto de reforma y un segundo contra la declaración del proyecto como de utilidad pública.

ESTOS recursos han paralizado el rescate, y en consecuencia, el inicio de la reforma, y si los 400.000 euros no se gastan en 2011, tal y como va a ocurrir, corren el riesgo de perderse ya que este dinero queda a merced de lo que decida el nuevo Gobierno que resulte de las elecciones de 2012, que será, muy previsiblemente, del PP.

Fuente: El Observador.

2460822 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO