Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Cultura
L A J Á B E G A

10/10/2011.

Amigos: Ayer dí un paseo por El Palo y El Pedregalejo y cuando llegué a casa escribí este poema. A ver si os gusta. Un saludo: Antonio Garcia

L A       J Á B E G A

                        A las claras del hambre

                        y la ansiedad

                        hunde su quilla

                        de madera y empuje

                        humildes

                        en el oleaje que rebasa

                        la mar

                        incierta.

                        Bajo el rebalaje de la luna,

                        apaciguada su furia,

                        en tanto se apresta la mirada,

                        afianzado el timón,

                        rumbo a mar

                        adentro, a mar

                        abierto,

                        para echar la jábega,

                        sujeta a tierra firme,

                        sobre el fondo cebado,

                        enarbolado el coraje,

                        herida la esperanza,

                        marineros en tierra,

                        pescadores jalando,

                        los pies anclados,

                        sobre los guijos,

                        sobre el ánimo que entona

                        una copla, lamenta

                        un quejío, mientras

                        se arremolina el copo,

                        jalado, rebozado de

                        arena y luces, de

                        plata y espejos,

                        en tanto tira la hambruna,

                        se encorva la espalda y

                        jala cerviz, por el futuro

                        que llega en el copo,

                        tan escaso, tan cicatero

                        que salta y sorprende,

                        por alegrar las penas,

                        por entretener la espera,

                        en tanto la jábega baila sobre las olas,

                        en tanto los señoritos sacian su resaca,

                        al oreo de un espeto y un vaso de vino,

                        por cuatro reales,

                        pregonada la necesidad,

                        en un cante desgarrado,

                        en un media sonrisa

                        que es un rictus,

                        en la amarga victoria

                        que es efímera,

                        que es poder jalar a diario

                        por el sustento ralo,

                        a brazo partido,

                        como siempre,

                        como desde hace tanto,

                        que es milenario

                        el denuedo de los hombres de la mar,

                        por dejarse la piel en la vida

                        que no les rinde,

                        en tanto la jábega

                        sueña y vara

                        en duermevela

                                                           Torre del Mar 18 – septiembre – 2.011

2438187 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO