Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Noticias de prensa
Los barrios se repartirán un millón de euros para acabar con las barreras arquitectónicas

18/12/2011.

Ser una ciudad cien por cien accesible en la que una persona en silla de ruedas pueda desplazarse con libertad sin toparse en la vía pública con un obstáculo insalvable que se lo impida. Ése es el reto al que aspira Málaga y para el que viene trabajando en los últimos años para beneficio de las cerca de 60.000 personas discapacitadas y los más de 80.000 mayores de 65 años que hay en la ciudad y que podrían presentar problemas de movilidad.

Para decidir las actuaciones a acometer se atenderán las demandas presentadas por los ciudadanos. :: SUR

Para decidir las actuaciones a acometer se atenderán las demandas presentadas por los ciudadanos. :: SUR

A día de hoy, se puede decir que en el Centro se ha conseguido y que las grandes barreras arquitectónicas ya han sido corregidas, pero en materia de accesibilidad siempre quedan cosas por hacer, especialmente en los barrios, tal y como advierten desde la Federación de Asociaciones de Discapacitados Físicos y Orgánicos. Un punto de vista que también comparten en el Ayuntamiento de Málaga, que pretende destinar a lo largo de 2012 algo más de un millón de euros para la ejecución de dos planes de accesibilidad que abarcarán los once distritos en los que está dividida la ciudad.

El primero de ellos cuenta con un presupuesto de 746.000 euros, y su puesta en marcha está pendiente de que el Consistorio adjudique los trabajos entre las empresas que se han presentado al concurso público. En cualquier caso, las actuaciones no están cerradas, sino que el pliego está abierto para que se puedan acometer todas las obras que vayan reclamando los ciudadanos hasta agotar el presupuesto. «Ya no hay demandas urgentes porque ha habido mucha inversión previa, pero aun así estamos recogiendo todas las sugerencias y peticiones que llegan a las juntas de distrito», afirma el delegado de Accesibilidad y Movilidad en el Ayuntamiento de Málaga, Raúl López, quien asegura que este proyecto «permitirá alcanzar cotas de excelencia, puesto que ya se ha actuado en todas las zonas de la ciudad y ahora se suma este plan genérico para asignar partidas a cada distrito».
Entre los trabajos que se contemplan, la mayoría consistirán en el ensachamiento de aceras para facilitar el paso de sillas de ruedas y carritos de bebé, la creación de rampas y rebajes a cota cero, la supresión de los desniveles en pasos de peatones, la eliminación o traslado de obstáculos verticales, la colocación de barandillas y la instalación de avisadores acústicos en los semáforos.
De forma paralela, el equipo de gobierno municipal también está trabajando para darle uso a la subvención de 300.000 euros concedida por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso), dependiente del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, para la supresión de barreras en la zona Este de la ciudad (El Palo, La Malagueta y Limonar, entre otros barrios). El plan de actuaciones saldrá a licitación en los próximos meses, centrándose tanto en zonas de paso en general como en puntos específicos y particulares.
Permuta de viviendas
«Es un privilegio que podamos contar con esta inversión», recalca López, quien destaca la apuesta del Ayuntamiento por hacer de Málaga una ciudad más accesible. Para ello, pone como ejemplo la puesta en marcha del Plan Permuta, que ofrece a las personas con movilidad reducida la posibilidad de cambiar su casa por otra propiedad del Instituto Municipal de la Vivienda (IMV) para mejorar sus condiciones de habitabilidad. «En algunos casos es más fácil cambiar de casa que hacerla accesible ya que a veces lo que verdaderamente hace falta es un plan urbanístico y no uno de accesibilidad», apunta el edil.
 
Por su parte, el presidente de la Federación de Asociaciones de Discapacitados Físicos y Orgánicos, Joaquín Fernández, aplaude este tipo de iniciativas y la apuesta del Ayuntamiento por seguir avanzando en esta materia. «Se ha mejorado mucho en los últimos años y, aunque siempre hay carencias, lo cierto es que cada vez son menos», afirma. No obstante, sí que insiste en que las actuaciones no se circunscriban únicamente al Centro, «que ya es más o menos accesible», sino que se dirijan a los barrios. «Así conseguiremos vivir en una sociedad más justa e igualitaria en la que todos podamos desplazarnos sin problemas», afirma Fernández, quien reclama a los ayuntamientos que no concedan licencias de apertura a establecimientos hasta que no cumplan las normas de accesibilidad.
 
Fuente: Diario Sur.

2603685 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO