Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Vocalía de Flamenco
Una flamenca muy atrevida
Esperanza Fernández, eterna innovadora del cante, presta su voz a Saramago

24/12/2011.

Saramago MARGOT MOLINA - Sevilla - 24/12/2011 Esperanza Fernández confiesa que ella leer, no lee mucho. Así que Saramago le llegó por los ojos y por el corazón. La cantaora sevillana, una de las flamencas más innovadoras de su generación, asistió el pasado enero al estreno en Sevilla del documental José y Pilar, una cinta llena de poesía y amor que dirige Miguel Gonçalves y que Portugal ha presentado a los Oscar como candidata al mejor filme extranjero.

Esperanza Fernández contempla el belén flamenco que ha colocado en el Centro de Arte y Flamenco de Sevilla.- PÉREZ CABO

Esperanza Fernández contempla el belén flamenco que ha colocado en el Centro de Arte y Flamenco de Sevilla.- PÉREZ CABO

. "Cuando vi José y Pilar me enamoré de ese hombre. Fue salir del teatro [de la Maestranza] y preguntarle a mi amigo Manolo Cortés: ¿Quién le ha cantado a Saramago? Me dijo: 'Luis Pastor, pero en el flamenco, nadie'. Yo soy muy poco lectora, así que no conocía sus libros, pero su paciencia y su forma de hablar me llegaron tan al alma que quise rendirle homenaje", explica Esperanza Fernández sobre la génesis del disco que está preparando con poemas del premio Nobel portugués, el tercero en su discografía en solitario, y que saldrá en 2012.

"Cuando le conté a Pilar del Río [viuda de Saramago] mi idea, ella se entusiasmó con el proyecto y me dio todas las facilidades, incluso renunció a los derechos", añade.

"Yo he hecho la selección a partir de unos 30 poemas buscando el sentimiento, no la musicalidad de las palabras. Más bien he apostado por los versos que sabía que le iban bien a las personas a las que les he pedido que hagan la música. Ellos me conocen bien, así que solo les dije: buscad vuestros sentimientos y acordaos de mi voz", precisa la cantaora, quien además de actuar en teatros de todo el mundo, tiene abierta una escuela, Centro de Arte y Flamenco de Sevilla, en el barrio de La Macarena.

La lista de los que musicarán nueve poemas de José Saramago para la cantaora trianera está bien nutrida: Manolo Sanlúcar, Dorantes, Joan Albert Amargós, José Miguel Évora y también Luis Pastor, aunque este con arreglos del pianista flamenco Dorantes.

La cantaora, siempre dispuesta a asumir nuevos retos y con una voz tan versátil como pegada al flamenco más jondo, se encontró con la llamada música culta en 1995, cuando el director Juan de Udaeta le pidió que interpretara El amor brujo, de Manuel de Falla, con la Orquesta Joven de Andalucía. Desde entonces Falla ha sido un talismán para ella. Y la historia continúa porque la artista ha llegado hace pocos días de Washington, donde ha protagonizado una nueva producción de El amor brujo con el Post-Classical Ensemble bajo la dirección de Ángel Gil Ordóñez.

El espectáculo, en el que Esperanza Fernández no solo canta sino que también baila una coreografía de Igal Perry junto a la compañía Peridance, podrá verse en enero en el Liceu de Barcelona y en el Teatro Real de Madrid. Ese será el comienzo de una gira que incluye también otro de los grandes títulos de Falla, La vida breve, y que la llevará a México, París y a distintos teatros españoles.

"Creo que el flamenco debería de abrirse más a la música clásica. Es un género muy rico que funciona bien con todo tipo de músicas. Yo no me he encerrado en una sola cosa, si alguien me propone hacer algo distinto y creo que trabajar con ellos me puede aportar algo, pues digo que sí. He sido siempre una flamenca muy abierta, sin olvidar que yo soy gitana y cuando tengo que cantar por soleás o por seguiriyas el sentimiento está dentro de mí y sale", desvela la cantaora, que debutó con 16 años en el espectáculo Amargo, de Mario Maya, y desde entonces no ha parado de asumir y superar retos

fuente. Diario El País

2438918 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO