Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Cultura
Aprender matemáticas por fandangos
El flamenco que triunfa en la escuela

01/02/2012.

Miguel López Castro es un profesor pegado a un pendiente con forma de guitarra. Su menuda figura vendría a ser comparable a la de un Einstein travieso pero de acento boquerón. Igual que el otro, tiene su particular laboratorio de experimentación en el colegio Virgen del Rosario de Totalán. Es un pueblo del cinturón de Málaga con cierta afición flamenca pero que él viene reforzando desde comienzos de los 90 con una cruzada personal, pionera y exportada a otros centros de Andalucía y el mundo, en aras de conseguir el sueño de que sus alumnos sean los más acompasados en la enseñanza de toda Andalucía. Fuente: Diario El Mundo

El profesor Miguel López Castro con su guitarra en un aula. | C. Díaz

El profesor Miguel López Castro con su guitarra en un aula. | C. Díaz

Ese compás para enseñar y ser seguido López Castro lo intuyó en los gitanitos que tuvo que camelarse para que no perdieran el interés en un colegio de la Palmilla –uno de los barrios con mayor riesgo de exclusión de la capital malagueña– nada más aprobar sus oposiciones. Y buen resultado que le dio y mejor método para el futuro.

Desde ese momento tuvo la seguridad de que el lenguaje de esta música servía para otras muchas cosas más que para trajinar a guiris, entretener a noctámbulos, o concitar caprichosos duendes. «Sobre todo para lo que tenga que ver con valores, coeducación, medioambiente, racismo, feminidad, resolución de conflictos sociales...», explica este paleño que también cuando lo dejan hace sus pinitos en algún que otro humilde escenario o tarima de clase.

En 1995, López Castro diseñó once unidades didácticas para colar el flamenco en materias tan dispares como Lengua o Matemáticas. Fue el principio de una nueva etapa docente en su carrera, la de buscar instrumentos y programas para que otros compañeros usaran este arte en el currículum escolar.

Se puede aprender a contar con la métrica del verso de un fandango o adentrarte en los romances y la literatura de los pliegos de cordel a partir de los acercamientos a los corridos flamencos o al 'Romancero Gitano' de Lorca que atacó Camarón, por poner sólo un ejemplo.

Esta transversalidad tan defendida en los nuevos planes educativos encuentra en el arte más genuino de esta tierra maneras muy fáciles de explicar la sociedad y la economía del siglo XIX, en los jabegotes por ejemplo, el cante de los pescaores malagueños. O en el poeta modernista Salvador Rueda, que también estaba enamorado de esta música y tanto le escribió.

Su aventura le ha llevado por infinidad de Centros de Educación de Profesores evangelizando esta modernidad a partir del tradicionalismo más «casposo», como algunos detractores del cante siguen viéndolo. Ha escrito al menos diez libros sobre la materia, ofrecido conferencias y programas didácticos en multitud de ocasiones. Su afán ha sido recogido en varias apariciones televisivas.

La Universidad Internacional de Andalucía ha contado con su magisterio en muchas ocasiones. «No te lo felicita nadie pero yo me he llevado satisfacciones muy grandes. Al principio ni mi familia creía en esta 'chalaura' mía, otros maestros creían que era algo muy chabacano, inapropiado para un aula», se sincera. «

Ahora hay niños que no sólo han sacado notas muy buenas sino que con muchos de ellos luego he coincidido en sitios estrictamente flamencos e incluso he visto a alguno de ellos subirse a escenarios y querer ser artistas», se congratula.

Apoyo institucional

En los últimos años la Junta de Andalucía ha dado importantes pasos en este camino y se ha escuchado al presidente andaluz, José Antonio Griñán, comprometerse con que el flamenco estuviera presente en el currículum escolar, en la euforia reciente del día en que fue nombrado Patrimonio de la Humanidad.

Actualmente, la Administración regional ha solicitado a López como una de las voces más versadas en la materia y junto a un reducido grupo de especialistas, están trabajando intensamente desde hace meses para obtener un mejor resultado en su introducción. La ilusión por perpetuar el flamenco en una mejor comprensión de las nuevas generaciones es parte de esta lucha.

Al abrigo de la Consejería de Cultura y su Instituto para el Desarrollo del Flamenco, desde noviembre se están reuniendo en un portal de internet experiencias programáticas de todo el mundo e incentivando a las mejores a competir en un concurso.

Optativa en Secundaria

Se trata de provocar en los profesores el interés y apoyo necesario de seguir implementándolo, cada vez más, en los próximos cursos. Según fuentes de este mismo grupo, en la reunión que tienen convocada para la próxima semana también atacarán la posibilidad de que el flamenco pudiera estar en una optativa específica de Secundaria, además de en la transversalidad ya extendida de los ciclos de Infantil y Primaria.

Pero López Castro, también profesor asociado en Psicopedagogía en la UMA, apunta un aspecto determinante. «Todo esto puede tener un escaso resultado si no es en la Universidad donde se comienza a formar en las técnicas a los futuros profesores».

Él también está introduciéndolo desde hace tres años en sus clases de este ciclo superior. Por ahora, es algo fundamental que sólo tiene réplicas aisladas en las universidades de Granada y Sevilla. Al margen de estas iniciativas, este arte va expandiéndose por justicia histórica en los conservatorios superiores de artes de Andalucía.

2670217 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO