Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
Y O S O Y E S P A Ñ O L, E S P A Ñ O L, E S P A Ñ O L . .

20/06/2012.

Lo Juro. Lo juro y perjuro y lo que haga falta. Hoy con el ánimo desempolvado he acudido a cumplir con mis obligaciones fiscales, con nada qué ocultar. Con la prestancia del bien nacido que sabe que también, aquí y ahora, debo retratarme como un buen ciudadano, de los de a pie, con el espíritu alegre de quien sabe que hace lo que debe, aunque se le ponga cuesta arriba, naturalmente. Antonio García Gómez

Antonio Garcia Gomez

Antonio Garcia Gomez

Así pues, con mi DNI en el bolsillo de la camisa, y con todos mis datos fiscales recogidos de antemano en la gran memoria del Hermano que todo lo ve, que me he presentado en la cita previa, en las dependencias de Hacienda y en un santiamén se me ha dicho si se debe algo o se cobrará lo que corresponda en el finiquito anual.

                          Sin camisolas rojillas, ni banderitas plastificadas, ni con coloretes en los pómulos, simplemente con mi coraje cívico, medio a regañadientes, medio concienciado de que eso era lo que tocaba hoy.
                          Frente a los necios y sinvergüenzas. Ahora que la incuria y la desfachatez imperan por sus fueros de mal nacidos, aún somos muchos los españoles y no españoles que contribuimos como corresponde para el bien común, aunque se desvíe demasiado hacia el despilfarro y la nefasta gestión.
                          Saltándose a la torera las necesidades de un país que se merece otra cosa, abandonados los derechos elementales de los pobres a su suerte, atenazando los pingües fondos para los perversos y malignos que nos llevaron, nos trajeron y tratan de “mantenella y no enmendalla” cueste lo que cueste sobretodo a nosotros, los paganos de vanguardia.
                          Y así hasta el hastío y la indignación, como para no esperar que salgamos del pozo en tanto los siervos del poder y el dios dinero sigan en el empeño de gobernarnos y esquilmarnos hasta el desquiciamiento.
                          Aprovechándose de la atonía cobarde engordar a quienes se creen que les debemos algo, cuando aún no hemos caído en la cuenta que son ellos quienes dependen de nosotros, porque somos más, más fuertes, más decentes, mejores y ciudadanos del país de “nunca jamás” . . . si seguimos por la senda de los mercachifles de nefanda cualidad que se empeñan en cerrarnos la cancela del aprisco en el que nos tienen acoquinados.
                          Mientras yo sigo creyendo que solo soy un buen ciudadano y que eso no debería tener mayor importancia.
                          Aunque este año más que otros me haya costado acudir al fotomatón fiscal sabiendo que de lo mío nada va a ir a lo que me gustaría, abonando el pozo de serpientes, dejando a la intemperie las necesidades sociales de la demanda pública y universal.           
                                                                       Torre del Mar 19 – junio – 2.012

2389510 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO