Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Noticias de prensa
Más de 290.000 pensionistas malagueños pagan desde hoy las medicinas

01/07/2012.

Las medicinas han dejado de ser gratuitas para los pensionistas, con la excepción de los que cobran una paga no contributiva. Desde hoy, los jubilados deberán costear el 10 por ciento del importe de los fármacos que les receten, con un tope mensual de pago que oscilará entre los 8, los 18 y los 60 euros, en función de la renta de cada persona. fuente: Diario Sur.

Las farmacias malagueñas ya están preparadas para empezar a cobrar hoy a los pensionistas. :: JAIME GALLARDO

Las farmacias malagueñas ya están preparadas para empezar a cobrar hoy a los pensionistas. :: JAIME GALLARDO

El copago farmacéutico, que afecta a un total de 290.073 pensionistas malagueños, según datos facilitados por la Delegación Provincial de Salud, se encuadra dentro del Decreto Ley de Medidas Urgentes aprobado por el Gobierno central con la finalidad de garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, cuya aplicación supondrá un ahorro de 7.000 millones de euros a las arcas de la sanidad pública.

El copago se ha fijado teniendo en cuenta la renta de los pensionistas. Los que cobren menos de 18.000 euros al año abonarán 8 euros al mes como máximo en medicamentos; los que tengan unos ingresos superiores a 18.000 euros e inferiores a 100.000 pagarán un máximo de 18 euros, y los que ganen más de 100.000 sufragarán hasta 60 euros al mes. En la provincia de Málaga hay 236.050 personas que pagarán hasta 8 euros, 53.355 que costearán hasta 18 euros y 768 que deberán abonar hasta 60 euros por las medicinas. Los malagueños con una pensión no contributiva seguirán teniendo acceso gratuito a los medicamentos.
Personas en activo
El bolsillo de las personas en activo también se verá afectado por el decreto. Si hasta ayer hacían frente al 40 por ciento del importe de un fármaco, desde hoy financian el 50 por ciento (los que tengan ingresos anuales que van de 18.000 a 100.000 euros) y del 60 por ciento (quienes ganen más de 100.000 euros anuales). Los parados que cobran el desempleo antes pagaban el 40 por ciento y ahora abonan el 50 por ciento. Los únicos que salen beneficiados con esta medida son los parados sin prestación por desempleo, ya que dejarán de aportar un 40 por ciento por los fármacos, que se les dispensarán gratis.
En el caso de Málaga, 215.049 malagueños en activo deberán aportar más dinero por las medicinas. De ellos, 210.727 sufragarán el 50 por ciento del coste (se trata de la población con una renta comprendida entre 18.000 y 100.000 euros), mientras que 4.322 abonarán el 60 por ciento al superar sus ingresos anuales los 100.000 euros. Tantos unos como otros, hasta ahora pagaban el 40 por ciento. Al resto de trabajadores de la provincia de Málaga no les afectan los cambios, bien porque ganan menos de 18.000 euros al año, bien porque están en el paro y no reciben ninguna prestación.
No se adelanta dinero
La Consejería de Salud ha decidido que ningún jubilado andaluz, cuando llegue al tope máximo fijado mensualmente (los citados 8, 18 y 60 euros), tenga que adelantar más dinero por los fármacos. En otras comunidades, esas cantidades de más se les devolverán a los pensionistas en un plazo de seis meses. En Andalucía se ha optado por no adelantar nada ni tener que devolver luego nada.
Este modo de pago se puede llevar a cabo en la comunidad andaluza gracias a que el cien por cien de la población tiene acceso al modelo de la llamada receta XXI o electrónica, explica la Consejería de Salud. El sistema informático Diraya (el empleado por el Servicio Andaluz de Salud) permite cruzar directamente los datos médicos de los pacientes con la información económica y laboral del Instituto Nacional de la Seguridad Social. De ese modo, Salud podrá saber cada mes en qué situación laboral se encuentra el ciudadano y cuál es el límite que le corresponde pagar en medicamentos.
Ese sistema informático cuenta con una pestaña o especie de 'contador de euros' en el historial digitalizado de cada usuario. Una vez superado el tope fijado por el Ministerio de Sanidad de copago mensual de las recetas, los pensionistas andaluces no tendrán que abonar más dinero por adelantado cuando retiren nuevos fármacos durante ese mismo mes, ya que el contador avisará al farmacéutico de que esa persona ha llegado a a la cifra máxima que debe pagar.
A modo de ejemplo, Salud citó un caso real y frecuente del beneficio que representa el modelo implantado para evitar que los jubilados adelanten cantidades que luego deberán reintegrarles. Es el de un pensionista con alzhéimer, hiperplasia benigna de próstata, insuficiencia cardiaca, EPOC y diabetes, que, además, requiera de absorbentes y tiras reactivas. Ese enfermo tendría que financiar más de 42 euros al mes por los 22 medicamentos necesarios para controlar sus padecimientos (el 10 por ciento del coste total del tratamiento supone unos 424 euros mensuales). Salud evitará a ese paciente tener que esperar más de medio año para que le devuelvan los 204 euros extra que financiaría por seis meses de tratamiento (unos 40 euros de más cada mes), ya que el sistema de la receta electrónica detectará cuándo ha llegado al pago de los 8 euros impuesto por el Gobierno central e informará a la farmacia de que no tiene que seguir cobrando al usuario ese mes.
Voces críticas
La decisión del Gobierno central de hacer que los pensionistas sufraguen el 10 por ciento de las medicinas ha sido muy contestada desde distintos sectores al considerar que se grava a los más débiles. Entre las voces críticas está la de la consejera de Salud, María Jesús Montero. A su juicio, el decreto que pone en marcha el copago «supone en la práctica un impuesto para la enfermedad de los más débiles y una bajada real de las pensiones, ya que el Estado está empezando a dejar de ocuparse de los pensionistas».
Las farmacias, a punto
Las 620 farmacias malagueños están preparadas para empezar a cobrar a los pensionistas una parte del coste de los medicamentos. Hoy domingo lo harán ya el 10 por ciento de las boticas, que son las que estarán de guardia a lo largo de la jornada. «Es bueno que el primer día de aplicación de la medida corresponda con un festivo. Eso nos permitirá hacer un pilotaje más tranquilo y, si se produjesen problemas, solucionarlos», afirmó a este periódico el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Málaga, Javier Tudela.
«Además de informar a nuestros colegiados, hemos intentado hacer este nuevo trámite lo más sencillo posible para que los usuarios no se ven perjudicados. El copago nos creará más trabajo y nos ha supuesto una inversión en software», manifestó Tudela

2388456 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO