Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
C A M P E O N E S

07/07/2012.

Con el juego desplegado, entre el arte y el oficio bien aprendido y reverenciado, hasta la euforia y el éxtasis, desde el ruido hasta la gloria, los muchachos de La Roja, la llaman, haciéndonos sentir medio orgullosos de llamarnos españoles ¿o así?, en la parusía recién vivida a tope y a tope de caña, gin tonic y puro en ristre, por la España de nuestros amores y desamores, como para haber saludado este airón de autoestima y reconfortante alirón, por los nuestros, por nosotros mismos, por la bandera que nos alienta, por la camisola que nos enardece, tanto como para sentirse más campeones que la mar. Autor. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

Haciendo la ola o el ganapán, felicísimos de tanta victoria elegante y sobrada, como no, representados por los nuevos héroes de los tiempos modernos, malabaristas del arte balompédico, del tiqui taca, tan nuestros, con sus 300.000 euros de prima por ganar y por cabeza, para que se sientan recompensados y reconocidos, los ganapanes del “fúmbol” interplanetario, en los tiempos de penuria que acongojan y estremecen.

                        Pero en fin, que no mal que por bien no venga, cada quisqui con su camiseta roja carmín y su escudo y su bufanda y su banderita, roja y gualda, arrimando el hombro por la economía global, apoquinando cada cual su óbolo solidario, como la de esa madre que se le cambió la cara cuando en la caja de la gran superficie la calcaron 50 euracos, 25 por camisola, y se le crujió la economía familiar, ¡sacrificios los necesarios!, como la de aquella otra que, en plena resaca, al día siguiente fue al quiosco de los periódicos, que prometían, al menos los  especializados en cantar gestas deportivas y “fumboleras”, su diario y la camiseta correspondiente con los nombres de los campeones, hasta que descubrió que se habría de conseguir rellenando la cartilla con los cupones más luego unos cuantos euros para redondear el precio, ¿asequible?, ¡qué remedio!, de la camiseta triunfadora, por más menos eurillos que . . . te pueden resquebrajar una economía familiar tambaleante.
                        En fin, minucias de campeones que no van a ninguna parte, aunque tras la euforia siempre llegue la resaca y el paisaje tras la batalla empape el color de la victoria.
                                                           Torre del Mar 4 – julio – 2.012

2528621 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO