Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
APLAUSOS

18/07/2012.

Cuando éramos adolescentes, algunos niños de las playas de El Palo solíamos «divertirnos», entre otros «juegos», entrenando perros para pelear. En ocasiones, se destrozaban unos a otros. Mientras tanto, jaleábamos y estimulábamos a los nuestros para que fuesen los vencedores Autor: Antonio Caparros

Con ello, a veces, conseguíamos entrar en emociones próximas al paroxismo, sobre todo, cuando las fuerzas estaban igualadas; ocasiones que solían darse si los perros eran parecidos en tamaño y poderío. En cambio, solíamos tener cierta mala conciencia (al menos el autor de este artículo) cuando había desproporción y era un perro más pequeño y débil el contrincante elegido.

                El pasado día 11, al escuchar los aplausos de los diputados del partido en el poder jaleando las medidas aprobadas por el actual presidente del gobierno contra los parados, me vino a la mente aquellos dolorosos recuerdos por las víctimas, por aquellos perrillos objetos de nuestra crueldad que, en algunos casos, quedaban en estado agónico.

                Para echar el “completo” se sumaron a la cosa dos esperpentos  valleinclanescos: las declaraciones de una jacarandosa política aristócrata, mofándose de los hipotéticos apoyos recibidos por los mineros a su llegada a Madrid en su justas reivindicaciones de  cumplimiento del compromiso económico de los actuales gestores del Estado para con ellos y la tal Fabra, la niña del  factótum castellonense del aeropuerto sin aviones, que los remató (a las personas sin empleo) dedicándoles  (no creo su versión) un exabrupto nada agradable.

                De chulos y chulas va la cosa. Mientras tanto, la ira va en aumento augurando nada bueno. Al tiempo.

                                                                                              Antonio Caparrós Vida

2429814 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO