Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
"Estamos descapitalizando el país de los líderes que le pueden dar competitividad"

29/07/2012.

El también presidente en Málaga de Escuelas Católicas de Andalucía teme las consecuencias de no luchar por la permanencia en España de la "generación mejor preparada" • Uno de sus desvelos, los impagos de la Junta | Actualizado 29.07.2012 - 01:00 Francisco Luis Martínez Villar continúa en julio trabajando en su despacho del centro de la Compañía de Jesús Fuente; Diario Málaga Hoy

El director del SAFA asegura que el bilingüismo y las nuevas tecnologías han de ser vitales en los colegios malagueños.

 

En el lejano 1973 comenzó su carrera profesional como docente y desde entonces no ha abandonado el centro que, mirando al mar, supo ofrecer una formación profesional muy vinculada con las necesidades del momento. Ya en los años cuarenta comenzó el recorrido de las Escuelas Profesionales Sagrada Familia-ICET, en el barrio de El Palo. Francisco Luis Martínez Villar dirige el centro desde hace 13 años.

-En estos días, cuando usted lee las noticias, ¿se deprime o le sube la rabia?

-Bueno, yo pienso que la esperanza es algo fundamental en la vida del ser humano. Existe un fenómeno, la resiliencia, que dice que cuando los materiales son agredidos o acosados por un esfuerzo y resisten bien luego adquieren mayor capacidad de aguante ante la embestida. Si lo trasladamos a la psicología, significa que si aguantamos estos momentos difíciles estaremos en disposición de soportar el futuro en mejores condiciones.

-Recortes y más recortes. ¿Cree que ésa es la receta para salir del hoyo?

-Pienso que casi todos los interlocutores sociales insisten en el tema de las autonomías y ahí tanto PP como PSOE no toman las medidas que debieran. Las autonomías han de ser adelgadazas, asesores, coches oficiales, duplicidad de funciones... Ahora habrá que tomar opciones más drásticas.

-Algunos se quejan de la pasividad de la sociedad ante la situación, ¿cree que es verdad que el ciudadano es servil y acomodado?

-Hemos perdido la capacidad de crítica y en el sistema educativo tenemos mucho que decir en este tema. Es una de las dimensiones que debe tener todo sistema educativo, preparar al hombre en libertad para que sea autónomo, para que no dependa de agentes externos ni de sus propias limitaciones individuales. La educación y la reflexión deben configurar a una persona más libre y más autónoma y, por ende, más crítica con lo que le rodea y consigo mismo.

-¿Los profesores están descontentos con razón?

-El profesorado en general es bastante vocacional, porque actualmente no es fácil la labor. La sociedad ha descargado demasiadas funciones en el centro educativo, abordar los retos educativos es difícil y la sociedad en algunos ámbitos no valora suficientemente esos esfuerzos que el profesorado está realizando. Ni la sociedad ni la administración, porque hay recortes cuando esto debía de ser sagrado

-Las familias, ¿qué papel tienen que jugar ahora?

-Se le ha volcado demasiado peso a la educación sin dotarla de los medios suficientes y si ahora recortamos imagine lo que puede salir de ahí. La familia se tiene que implicar más, la colaboración con el centro ha de ser máxima en todos los aspectos, en cuanto a la conducta, la ayuda a su crecimiento, el debate constante y la reflexión para dar respuesta a los interrogantes del menor. La familia y la escuela son dos pilares fundamentales para el desarrollo saludable de una infancia y juventud humanizada.

-Los centros concertados acumulan ya una deuda de tres meses, ¿cómo afrontarán el curso?

-Esto nos tiene preocupados. Sabemos que la situación es difícil pero somos conscientes de que hay prioridades y no se pueden cebar con los dos servicios fundamentales, el desarrollo educativo y el sanitario. Aún existen sombras y una de ellas es la cierta marginalidad que tiene una opción por la enseñanza, si falta dinero que falte para la Iglesia. Y no es la Iglesia sino el derecho que tiene todo ciudadano a recibir la educación con la opción que los padres decidan. Otro de los puntos flacos del sistema educativo es que estamos en desventaja con respecto a Europa, según informes como Pisa, y esto nos tiene que ayudar a analizar el sistema educativo.

-Y si lo analiza, ¿dónde ve el fallo?

-Creo que hemos abandonado las instrumentales y el esfuerzo del día a día. Hoy el esfuerzo, el sacrificio y los grandes valores parecen irrelevantes y ahí estamos fallando. Todo tiene que pasar por la insistencia, la perseverancia y el ahínco.

-¿Ahora no consideran el esfuerzo como una herramienta principal?

-Sin duda alguna. Las TIC son fundamentales y tienen que ocupar un lugar privilegiado en la Educación, pero hay que sustentarlo en estrategias, en saber buscar y desenvolvernos en el mundo digital. Un sistema educativo será técnico en excelencia pero hay perseverar en el desarrollo humano de la persona.

-Llevamos años escuchando eso de la educación en valores, ¿siguen haciendo falta recordarlos?

-La Logse sistematizó los valores y a partir de ahí han sido los ejes transversales en la programación didáctica. Pero hemos pasado a hurtadillas, si no no tendríamos el resultado social que tenemos, pasividad, falta de colaboración... aunque hay un alumnado que todo esto lo ha entendido muy bien y está en la vía de la solidaridad, el medio ambiente, el voluntariado...

-Muchos dicen que ésta es la generación mejor preparada...

-Efectivamente, pero tenemos un futuro para ellos demasiado deficiente y los políticos no pueden ofrecer como solución la salida a Alemania o al resto de países más desarrollados.

-Se marcha el talento.

-Unos 100.000 euros cuesta preparar a un estudiante universitario y luego la producción la van a recibir los países que no han invertido nada en dicha educación. Estamos descapitalizando a nuestro país de los líderes que le pueden aportar competitividad. Estamos invirtiendo, tenemos universidades magníficas, un nivel de calidad bueno, pero cuando terminan no hay lugar para ellos y se tienen que ir a otros países, con lo cual hemos perdido recursos económicos y estamos perdiendo humanos, estamos perdiendo el liderazgo tecnológico y científico del país.

-La investigación también sufre recortes.

-Pues sí, se ha reducido presupuesto en investigación y nuestros investigadores tienen que buscar hueco y nuevos proyectos de trabajo en los países más desarrollados. Es una constante en este país y parece que no aprendemos.

-Si los estudiantes son el futuro del país, ¿por qué es uno de los pilares en los que están metiendo la tijera?

-La educación es fundamental porque si un país quiere progresar debe de ser a costa de un sistema educativo de calidad, que se adquieran competencias suficientes para afrontar los retos que la sociedad multinacional plantea. Hace falta un sistema de calidad y competitivo, si no difícilmente podremos ser productivos en el mercado internacional. Hemos llegado tarde a la formación profesional.

-¿No cree que la crisis está creando una generación desesperanzada?

-No, yo como educador pongo un halo de esperanza. De ésta vamos a salir, crisis parecidas a ésta ya hemos vivido y España tiene la fuerza suficiente para salir del atolladero.

-¿Haría falta una mayor responsabilidad personal?

-En este país la picaresca tiene una larga trayectoria, pero somos muchos los que cumplimos con nuestros deberes fiscales, laborales y sociales. Aunque siempre ha habido una cultura del engaño, del triunfo fácil y estamos pagando las consecuencias de haber tenido esa filosofía en un ámbito demasiado generalizado. Pero son personas poco ejemplarizantes. Por contra, tenemos un tejido social que mayoritariamente está cumpliendo.

-En materia educativa, los cambios se suceden con cada movimiento en el poder. ¿Hace falta estabilidad?

-Hace falta un pacto escolar en el que no se han puesto de acuerdo. La educación no puede ser el arma arrojadiza de los partidos. No debes manipular a través de la educación a una sociedad porque estás hipotencando el país. Tienes que dar libertad de opción, lo dice claramente la Constitución, un sistema educativo tiene que ser plural e inclusivo.

-Si nos trasladamos a un entorno más cercano, ¿cuáles son los retos que debería asumir la ciudad?

-En el nivel educativo el bilingüismo y las nuevas tecnologías son fundamentales para Málaga. Tiene que haber un equilibrio entre la iniciativa privada y la pública, ni todo lo público es eficiente ni lo privado resulta mejor.

-¿Cómo ve a la ciudad de preparada para salir de esta crisis?

-Tenemos el clima, un gran patrimonio natural, histórico y arquitectónico, una agricultura muy avanzada, el Parque Tecnológico, que tira del carro como ninguno de España, un turismo rural de excelencia, ya no sólo el del playa, con un tejido empresarial muy emprendedor. A Málaga le das una mínima oportunidad y te genera más emprendedores que en otros lugares. Tenemos ventajas para que Málaga pueda despegar en las mejores condiciones. El malagueño es heterogéneo, abierto, creativo e innovador.

-Y en la política local, ¿cuál cree que es la fórmula acertada?

-Es un arte conjugar el pequeño detalle con los grandes proyectos, es difícil para los políticos. El gran proyecto es importante, pero también el solventar los obstáculos con los que se encuentra el ciudadano en su día al día. Pero aquí tenemos unos administraciones en la política que, por lo menos para mí, están demostrando honradez. Hay déficit, como en todos los colectivos, pero la balanza es positiva a nivel municipal.

-Volviendo a la enseñanza concertada, ¿cree que está demasiado bien considerada por unos y denostada por otros?

-Hacia la enseñanza concertada hay unas suspicacias infundadas, algunos piensan que somos centros de élite y no teníamos que tener derecho a lo que tenemos. Pero la ley de conciertos dice que son dos redes educativas y son válidas porque hacemos una labor social bajo el control de la administración pública, pero con muchas desventajas con respecto a la pública. Más de la mitad del puesto escolar lo financia el propio centro.

-Un ejemplo de centro alejado de la élite puede ser el suyo...

-El perfil del alumnado es muy heterogéneo, inclusivo, multicultural, un 23% de los niños son inmigrantes que aportan una gran riqueza al conjunto y al funcionamiento propio del centro. Son de distintas religiones. Éste no es un centro de élite, creo que algunos públicos son más de elite que éste. Tenemos una enseñanza muy abierta, impartimos desde Infantil a ciclos superiores y FPE, dependiente de la Consejería de Empleo, tenemos a 55 niños con necesidades educativas especiales y un sector más desfavorecidos a los que hemos buscado becas para el comedor, gracias a antiguos alumnos que actúan como benefactores.

-¿Qué medidas plantean si no cobran?

-Tendremos que reunirnos la patronal otra vez y reconsiderar la situación. El tejido humano más lacerado está siendo el PAS, limpiadoras, cocineras... y esperamos no tener que entrar en la reducción drástica de plantilla. Nos están poniendo en una tesitura muy difícil. Pensaremos también en el cierre patronal si no tenemos respuesta positiva, aunque tengo esperanza de que en septiembre los centros consigan la regularización de siempre.

2566730 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO