Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Cultura
Bob Dylan, el príncipe de la palabra del rock
MÚSICA | La cultura popular entra en la nómina de los galardones

14/06/2007.

El Premio Príncipe de Asturias reconoce al mítico cantautor por ser "faro de una generación que quiso cambiar el mundo"

Es muy posible que el cantautor no recoja el premio

Es muy posible que el cantautor no recoja el premio

En la música lo ha conseguido todo, y siempre sin renunciar a su inapelable individualismo y su complejísima personalidad. Pero a Bob Dylan, icono, poeta, símbolo social y autor de autores, siempre se le habían resistido los galardones provenientes de la `alta cultura´, aquella que, a menudo, desprecia con sorna las formas populares. A la espera de dejar de ser el sempiterno candidato al Nobel de Literatura, Robert Allen Zimmermann, verdadero nombre del responsable de emblemas políticos (`Blowin´ in the wind´) e íntimos (`Visions of Johanna´) fue galardonado ayer en la ciudad de Oviedo con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2007.
El cantautor estadounidense, cuya candidatura fue presentada por el ex director del Instituto de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) Andrés Amorós, se impuso en las últimas votaciones a la pianista portuguesa Maria Joao Pires, a los arquitectos Frank Gehry y Rafael Moneo y al músico Andrew Lloyd Weber. El director del cine español Pedro Almodóvar fue el último galardonado con este premio, con el que también han sido distinguidos a lo largo de las veintiséis ediciones concedidas hasta ahora el realizador Woody Allen, Miquel Barceló y Paco de Lucía.

Mito. Para el jurado de este reconocimiento, Dylan es un "mito viviente" de la historia de la música popular y "faro de una generación que tuvo el sueño de cambiar el mundo". Su obra, según el acta, es "fiel reflejo del espíritu de una época que busca respuestas en el viento para los deseos que habitan en el corazón de los seres humanos". Lo cierto es que este argumento no deja de ser un tanto reduccionista al hablar del responsable de álbumes icónicos como `Highway 61 revisited´ o `Blonde on blonde´, un ser escurridizo, siempre observador y nunca participante activo y comprometido de los movimientos musicales y sociales con los que se le suele identificar... Lo que en inglés se llama un `outsider´.

Antes y después. Una de las personas que mejor conoce a Dylan en España, el promotor musical Gay Mercader, que fue el primero en contratar una actuación suya en 1984, afirmó que la trayectoria del músico estadounidense "marca un antes y un después" en la historia del pop y del rock: "Antes de Dylan las letras eran del estilo `Te quiero, me quieres y vamos cogidos de la mano´, después se hicieron más profundas e influyó en músicos como John Lennon, The Kinks o los Rolling Stones".
Uno de los miembros del jurado del Príncipe de Asturias, el periodista Juan Carlos Laviana, ofreció otra lectura del premio: en su opinión, con esta distinción el rock entra en la nómina de los galardones `serios´, algo que aún estaba pendiente. Para Laviana, Bob Dylan "es un personaje que como está tan presente a veces conviene refrescarse la memoria para darse cuenta de la importancia que tiene y ver cómo ha evolucionado y abierto caminos en el mundo de la música".
La Opinión. Madrid

Es muy posible que el cantautor no recoja el premio
El representante de Bob Dylan en España, Gay Mercader, aseguró ayer que ve "muy complicado" que el legendario cantautor participe en la ceremonia de entrega, dado que no le gustan excesivamente las cámaras. Mercader justificó sus dudas en el carácter "esquivo" del artista, que siempre ha huido de los flashes y las preguntas. Buena muestra de esta actitud se puede contemplar en `No direction home´, el documental de Martin Scorsese sobre Dylan, que incluye múltiples imágenes sobre las lacónicas y huidizas comparecencias de prensa en su primera etapa, las primeras y únicas que ha concedido.

LA OPINION DE MALAGA

2437964 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO