Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Ecología y medio ambiente
Los okupas se adueñan de los Baños del Carmen ante la inacción de las autoridades

18/08/2012.

La playa del antiguo camping de los Baños del Carmen está desierta en pleno mes de agosto. Nadie se baña ya allí, salvo los pobladores del asentamiento chabolista que comenzaron hace dos años a ocupar la zona de acampada entre los eucaliptos y que se ha hecho fuerte ante la inacción de las autoridades Fuente: Diario Sur.

Con la llegada del buen tiempo el asentamiento ilegal en la playa del antiguo »camping» se ha multiplicado y crea constantes problemas a los vecinos :

Con la llegada del buen tiempo el asentamiento ilegal en la playa del antiguo »camping» se ha multiplicado y crea constantes problemas a los vecinos :

Ya son más de medio centenar los que pernoctan allí, aprovechando el buen tiempo. Peleas, broncas, navajazos, fuegos sin control, ratas, robos, suciedad, malos olores, chatarra... El deterioro del antiguo balneario ha llegado a extremos insospechados. Los vecinos y los comerciantes están indignados y decepcionados con el incumplimiento del desalojo anunciado en primavera por el subdelegado del Gobierno y el alcalde, que ahora se escudan en trabas legales para no ejecutarlo. Los afectados critican lo que consideran dejación, abandono y falta de voluntad política. Los expertos consultados por este periódico, por otra parte, no ven ningún impedimento, como alegan las autoridades, para ejecutar el desalojo en una zona en la que, afirman, la Ley de Costas prohibe cualquier tipo de asentamiento residencial y protege el libre tránsito por ella de todos los ciudadanos.

El pasado abril el subdelegado del Gobierno, Jorge Hernández Mollar, recién llegado al cargo, anunció junto con el senador y al alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, el desalojo del campamento de 'okupas' en el plazo de treinta o, como mucho, cuarenta y cinco días. En aquel momento, aseguró que el contencioso planteado por las dos empresas concesionarias en los tribunales contra el expediente de rescate de los Baños del Carmen iniciado por el Estado no suponía ningún obstáculo para proceder al desahucio.
El plazo venció y Hernández Mollar entonces esgrimió trabas legales en relación con los recursos planteados por los concesionarios que había que solucionar antes.
«Le reconozco que hubo una cierta ligereza en aquella rueda de prensa que dimos el alcalde y yo, dando el plazo de un mes, porque todavía no había ahondado yo lo suficiente en el asunto», dice ahora Hernández Mollar. «El desalojo sería empezar la casa por la ventana -añade- porque primero hay que desbloquear la situación del contencioso entre la Dirección General de Costas y los concesionarios sobre el proceso del rescate para despejar la titularidad de los Baños del Carmen. Las negociaciones van por buen camino».
Henández Mollar aprovecha también para criticar a la Junta de Andalucía: «Se ha lavado las manos como Pilatos, porque pudo actuar en su momento iniciando un expediente de caducidad y formalizar el rescate». El subdelegado asegura que «la pelota está en el tejado de Costas y del concesionario; uno u otro tiene que mover ficha y resolver la cuestión, yo no puedo hacerlo, aunque parezca una contradicción porque soy el representante del Gobierno en Málaga», asegura.
Por su parte, el alcalde de la ciudad y senador, Francisco de la Torre, se limita a comentar a este respecto que «mantenemos nuestra colaboración con la Subdelegación del Gobierno, siempre desde nuestra competencia, para resolver la situación».
Las dos concesionarios que pleitean en los tribunales por el rescate iniciado por Costas son, por un lado Astilleros Nereo, y, por otro, una sociedad anónima controlada por dos importantes empresas constructoras malagueñas que tienen la concesión del chiringuito, las pistas de tenis y lo que fuera el antiguo camping.
Este periódico ha consultado con un especialista en derecho administrativo para conocer si, como arguyen las autoridades, para desalojar el campamento playero es necesario antes llegar a un acuerdo con los concesionarios.
La respuesta es no. «El contencioso que enfrenta ahora a Costas con los concesionarios no impide que se pueda llevar a cabo el desalojo», afirma el catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Málaga, Ángel Sánchez Blanco.
Libre tránsito a la playa
Este especialista recuerda que la Ley de Costas de 1988, actualmente en vigor, prohibe cualquier tipo de asentamientos en la playa, que «no pueden ser ocupadas por nadie». Añade que el titular de la playa es la Administración del Estado, a través de la Demarcación de Costas y que «la concesión afecta solo a las pistas de tenis y el área de hostelería del chiringuito. En el antiguo camping no hay ya camping es una zona abandonada con un asentamiento de personas que se han instalado allí, que es zona de arenal y que llega hasta el muro, que impide el libre tránsito de las personas a la playa».
Sánchez Blanco afirma que el subdelegado del Gobierno en Málaga «puede y debe actuar despejando ese paso a la playa, porque el libre acceso a los ciudadanos que tienen derecho a disfrutarla, no se está garantizado». Añade que «existen, además, motivos más que suficientes de seguridad y salubridad para levantar el campamento».
«Hubo cierta ligereza al dar un plazo para el desahucio. La pelota está en el tejado de Costas y de los concesionarios. Yo no puedo hacerlo»
«Mantenemos nuestra colaboración con la Subdelegación, siempre desde nuestra competencia, para resolver la situación»
 

2469367 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO