Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
Inversión cultural

21/09/2012.

Jesús Zotano Los presupuestos municipales para el próximo año están al caer, aunque ya sabemos todos lo que viene. El plan de ajuste impone su inflexibilidad e insensibilidad. En 2013, la inversión será mínima para todo y sobre todo para la cultura. La consigna, que hace ya mucho dejó de ser nueva, es ahorrar, ahorrar y ahorrar.

Damián Caneda adelantó que la inversión en infraestructuras culturales brillará por su ausencia en los próximos doce meses –me temo que serán algunos más–. «Es absolutamente imposible invertir ahora», dijo. Los malagueños tendremos que esperar a tiempos mejores para ver florecer esa parte de la plaza de la Merced que hoy nos saca los colores a ciudadanos y visitantes. Me refiero a esa mole de escombros y suciedad dejada por los cines Astoria y Victoria que afea todo lo invertido –con muy poco gusto y estilo, como es habitual– en la remodelación de uno de los espacios urbanos más singulares de la ciudad. Tampoco veremos colmado el vacío de Art Natura. La cadena de despropósitos en el uso cultural de Tabacalera es bien conocida por los malagueños, así que un lustro más o menos con aquello manga por hombro no le quitará el sueño a nadie.

Duele mucho más, sobre todo por la calidad de lo que hoy está guardado en estrechos almacenes a la espera de ser expuesto, lo que ocurre con el Museo de Málaga en el Palacio de la Aduana. Jose Ignacio Wert también tiene que abrocharse el cinturón y ya nos ha dejado caer que ni el próximo año ni el siguiente podremos disfrutar de nuestro patrimonio arqueológico y artístico. El Ministerio de Cultura prevé la apertura de la Aduana convertida en museo (que no sala de fiestas, no se confundan) a finales de 2014. Y nada de abrirlo de una vez. Tendremos que conocer el museo por partes, oiga. Vaya a ser que la contemplación conjunta de las piezas de arqueología y la colección de Bellas Artes provoque un brote descontrolado del síndrome de Stendhal entre los malagueños que haga disparar el gasto per cápita en Lexatin y, por consiguiente, el desmoronamiento bursátil de la farmacéutica Roche; lo que, de manera simultánea, acarrearía el incremento de la prima de riesgo española hasta los 825 puntos y una nueva crisis de felicidad en el delantero de turno del Real Madrid.

Si de verdad quieren saber con exactitud cuándo Málaga podrá disfrutar de su museo, en qué se convertirán los antiguos cines de la Merced y qué uso tendrá la esquina de oro del puerto, no hagan caso de políticos: llamen a Sandro Rey. Con una simple mirada a cámara, un golpe de pelazo y esa media sonrisa autocomplaciente, el monarca de las predicciones televisivas adivinará todo lo que deseen: desde el misterioso sueldo de José Lebrero hasta la escandalosa deserción de abonados de la Orquesta Filarmónica. El pico del coste de la llamada le dolerá, pero será, sin duda, la mejor inversión cultural posible. Bendiciones y buenas noches

 

Autor. JESUS ZOTANO

2470954 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO