Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Urbanismo
Los vecinos exigen a De la Torre que dé marcha atrás en el plan del balneario

22/10/2012.

PSOE, IU, la Universidad de Málaga y la Federación Unidad secundan las reivindicaciones de los vecinos. l. martín Decenas de vecinos acudieron ayer a la playa de los Baños del Carmen para exigir la titularidad pública del antiguo balneario y mostrar su rechazo a la nueva propuesta de remodelación anunciado por el Ayuntamiento de Málaga, que incluye, entre otros puntos, la prolongación de la concesión privada durante un periodo adicional de 75 años. Fuente. Diario La Opinión de Málaga

Los vecinos durante la concentración de ayer en los Baños del Carmen.  Arciniega

Los vecinos durante la concentración de ayer en los Baños del Carmen. Arciniega

Los vecinos, a los se unieron representantes de los grupos municipales de IU y PSOE, se oponen a que las empresas privadas vuelvan a tener protagonismo en el entorno y reclaman que se insista en el expediente judicial en curso, que pide el rescate de las concesiones como requisito previo al inicio del proyecto aprobado por el Ministerio de Medio Ambiente. «No entendemos a que viene tanta prisa después de tantos años sin hacer nada. La concesión termina dentro de cinco años. Sería preferible esperar hasta entonces limpiando la zona y seguir con una remodelación en un parque, plenamente pública», señala Adolfo García, de la asociación de vecinos de Pedregalejo.

Los colectivos vecinales de El Palo y Pedregalejo, que contaron también con el respaldo de la federación Unidad, entienden que en la iniciativa del Ayuntamiento subyace una operación urbanística, el aprovechamiento de una pastilla de alrededor de 7.000 metros cuadrados distribuida en el complejo. La intención del Consistorio es que la concesionaria, como contrapartida a la nueva licencia, asuma el grueso de la inversión, a la que se suma la rehabilitación de los jardines y la construcción de un paseo de conexión con las playas de El Palo. Estos dos últimos puntos, son del agrado de los vecinos, que, no obstante, desprecian otras ideas aparejadas a la propuesta, como el equipamiento deportivo-cultural o el aparcamiento. «Esta es un área de deportes al aire libre, no de uso privado. Y lo del aparcamiento no tiene sentido si se tiene en cuenta que el plan general proyecta otro y público a pocos metros», abundó García.

El próximo 29 de octubre, el alcalde, Francisco de la Torre, recibirá a los representantes vecinales, situados ayer detrás de pancartas que exigían la recuperación pública del suelo. Las asociaciones acudirán a la reunión con un listado de siete puntos que consideran inamovibles en lo que respecta al futuro del balneario: el mantenimiento del paseo del pedregal; la restauración de los jardines; el enlace con El Palo –incluidos en la propuesta– la remodelación del restaurante y, de manera especialmente enfática, la salida a información pública de la iniciativa y la insistencia en el expediente de recuperación pública del terreno, que, según García, tiene visos de prosperar en los próximos años. «No queremos ni un metro más de hormigón en nuestra costa», indicó Santiago González, de la asociación de vecinos de El Palo.

Durante la movilización, en la que se pidió, incluso, la dimisión del alcalde, los representantes dieron a conocer el apoyo expresado por la Universidad de Málaga y por el PSOE e IU. La portavoz municipal de los socialistas, María Gámez, anunció que su grupo presentará una moción relativa al próximo pleno. «No permitiremos que pase como con el edificio de Tabacalera», precisó. Por su parte, Eduardo Zorrilla, de IU, quiso alertar a los vecinos de lo que considera «una trampa», la admisión de la gestión privada del complejo. Los vecinos estudian la posibilidad de convocar una manifestación. «Esto no se puede hacer sin contar con los que viven y disfrutan de esta zona», resaltó Francisco Leal, de la asociación de El Palo

Aunque poco a poco los vecinos empiezan a acostumbrarse, los Baños del Carmen siguen mostrando un aspecto muy distinto al de los últimos años. Especialmente, a nivel acústico y en la antigua zona de acampada, donde ayer, justo antes de la llegada de los manifestantes, únicamente se escuchaba el azote próximo de las pistas de tenis y las pisadas sobre la arena, todavía reblandecida por las lluvias del fin de semana. En apenas unos días, el terreno en el que vivían decenas de indigentes se ha convertido en un perímetro silencioso, acordonado por la policía. Desde lejos parece un claro después de una batalla milagrosamente respetuosa con los árboles. Los vecinos no olvidan. «¡Podíamos haber salido todos ardiendo!», comentaba durante la manifestación una de las inquilinas de las casas más cercanas. Las asociaciones tienen la sensación de que se ha actuado demasiado tarde y a rebufo de la presión popular. «Si no llegamos a cortar la carretera esto sigue igual. Con esta gente colándose en las casas y poniéndonos a todos en peligro», señalaban. La expulsión de los indigentes ha sido, en este sentido, tranquilizadora, aunque las asociaciones tienen muy claro el reparto de responsabilidades. «Es alucinante que ahora se le quiera dar más años de concesión a una empresa que se ha lavado las manos todos estos años con este problema», argumenta Adolfo García, de la Asociación de Vecinos de Pedregalejo. Sus compañeros de El Palo portaban ayer una pancarta en la que protestaban por la gestión de la edil responsable del barrio. «Exigimos la dimisión de la concejala por su incompetencia al no solucionar los problemas anacrónicos del distrito», rezaba. Una vez resuelto el problema de seguridad, las agrupaciones reclaman que se garantice la titularidad pública de los terrenos y se ignore cualquier tentativa de construcción que suponga una modificación del complejo. «Queremos rehabilitarlo, no hacerlo desaparecer», sostienen

2521796 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO