Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Vocalía de Flamenco
Grandioso homenaje a Enrique de Melchor

11/01/2013.

Coordinado por Antonio Benamargo y presentado por José María Velázquez, en el Teatro de la Zarzuela, el festival en memoria del guitarrista Enrique de Melchor, recientemente fallecido, ha tenido una memorable brillantez. Hijo del maestro Melchor de Marchena, se inició artísticamente a los quince años en el tablao Los Canasteros, donde permaneció varias temporadas, para incorporarse después a compañías en gira por Japón y distintos países europeos y americanos, participando seguidamente en los más importante festivales por toda la geografía española. Entre sus galardonas destacan el Castillete de Oro de los Toques de Levante y el Premio Nacional de la Cátedra de Flamencología de Jerez. Como solista sus composiciones tienen la virtud de la justeza, son piezas bien medidas en su duración, para que el tema no se diluya ni resulte reiterativo el leitmotiv, quedando en quien lo percibe como una impresión sencillamente inolvidable AutorManuel Río Ruiz Fuente: Jondo Web

Enrique de Merchor

Enrique de Merchor

El festival dio comienzo con la proyección de dos videos con actuaciones del homeneajeado, para seguir con la guitarra solista de Javier Conde, que interpretó un toque por soleares excelente. A continuación. María Toledo, con la sonanta de Jesús del Rosario, ofreció soleares y unas alegrías sumamente vivas. En tercer lugar, Gabriel de la Tomasa cantando aires malacitanos y fandangos recordando a El Carbonerillo. Le siguió en el escenario, Pedro Sierra con su bien sonora guitarra. Y apareció sobre las tablas José Mercé, acompañado al toque por Antonio Higuero, luciéndose por soleares y bulerías. Después, lo más original de la velada, las flautas flamenquísimas de Juan Parrilla y Jorge Pardo, en un dúo verdaderamente admirable. Inmediatamente, Gerardo Núñez, con el cajón de Cepillo, puso en el aire una composición festera auténticamente hermosa. Luego, llegó el momento de José Menese -junto a la guitarra de Antonio Carrión-, su presencia constituyó la más importante y jondo de la noche, mediante una sarta de siguiriyas cabales, con letras improvisadas en memoria de Enrique de Melchor. Por su parte, Carmen Linares, “dijo” magníficamente unos cantes por tientos y otros por cantiñas, acompañada a la guitarra por paco Cortés. Finalmente, Vicente Soto cerró el espectáculo con unas tonás también con letras alusivas a Enrique de Melchor y remató su actuación por bulerías. Lo dicho, un festival de memorable brillantez

2394573 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO