Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Noticias de prensa
La Mallorquina abre una churrería de tejeringos junto a la plaza de Félix Sáenz

27/02/2013.

Los amantes de los churros están de suerte. El grupo La Malagueña (propietario de la tienda de vinos La Mallorquina de la plaza de Felix Sáenz y del ultramarino La Malagueña de calle Calderería) ultima estos días los detalles para poner en marcha una nueva churrería en el Centro especializada en los tradicionales churros de tejeringo. fuente: Diario Sur.

La churrería se ubicará en calle Sebastián Souvirón, en el local que aparece con la persiana bajada en la foto. Álvaro Cabrera

La churrería se ubicará en calle Sebastián Souvirón, en el local que aparece con la persiana bajada en la foto. Álvaro Cabrera

El establecimiento, que según la previsión de sus dueño abrirá sus puertas a principios de marzo, se ubicará en la céntrica calle Sebastián Souvirón número 6 y tendrá una ambientación clásica. ¿Su objetivo? Trasladar a los clientes a la Málaga de la década de los 60, cuando triunfaban estos churros elaborados con jeringa y servidos en junquilos para ahorra costes en una época de apuros económicos, como recuerda Antonio Llorente, gerente del grupo La Malagueña. "A mitad del siglo XIX esta masa era muy popular porque al ser tan consistente llenaba mucho y era una manera de engañar al estómogo en tiempos en los que había poco que llevarse a la boca. Su acabado en lazo facilitaba su transporte en los juncos que crecían a pie de ríos y pantanos, más baratos que el papel de estraza", explica este empresario, firme defensor de las costumbres locales.

La intención de Llorente es que la churrería empiece a funcionar antes de Semana Santa, cuando esperan que sea su gran puesta de largo. "Calculamos que es cuestión de días podremos empezar a servir churros a los malagueños". Para ello, han contratado a una cocinera de casta, hija de antiguos churreros de tejeringo, "de la conocida familia Cortés que antaño regentaban la churrería de Calle Fajardo", destaca Antonio al tiempo que subraya la peculiaridad de estos churros. "Su base es harina y agua como todos, pero tiene un componente secreto que les da una textura y una consistencia únicas. Además, están fritos con aceite de calidad media-alta", indica mientras señala que sus precios serán igual de populares que la tradición del tejeringo. "Estamos acabando de definir las tarifas de la carta, pero nuestro objetivo es que sean costes muy asequibles adaptados a la situación económica que vivimos".

El local se llamará 'La Malagueña', como su grupo empresarial, centrado en apostar por los productos autóctonos porque, en opinión de Llorente, "recuperar las raices y defender lo nuestro" es un valor añadido en tiempos de crisis. ¿Su única espinita? No poder servirl los tejeringos en junquillos, "porque Sanidad no nos ha dejado", aclara

2390027 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO