Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
ESPAÑA VA. . .

03/03/2013.

¡Qué remedio! si no queremos que la derrota anunciada venga a aplastarnos como un alud inevitable. Esta mañana he acudido al súper, el que enseña balances para asegurar que no le va tan bien como pudiéramos sospechar, por si acaso, aunque le va un poco mejor que a otros negocios de menor rango que cierran y se diluyen en el olvido de la desesperación ¡ lástima AUTOR. ANTONIO GARCÍA GÓMEZ

El súper se ofrecía abarrotado de gente comprando con pulsión de autoabastecimiento imprescindible, ¡qué remedio de nuevo!, para hacer fila paciente en dos cajas atendidas por dos laboriosas y eficientes, seguro, muchachas, con sus batas azul añil, tan pizpiretas como abnegadas, atentas y concentradas a su labor dependiente, sin dejar un resquicio al error que luego fuera a cobrarse en sus magros emolumentos, ¡o qué se iban a creer las cuasi iletradas empleadas de contrato en precario!. . . para que se espabilen . . . por adelantada prevención.

            Cuando ha llegado el camionero que había dejado aparcado el monstruo con su mercancía en el aparcadero del almacén de las mercancías. . . para solicitar de alguien que fuera a atenderle en la descarga imprescindible. . .

            Cuando las entregadas empleadas al cobro sin errores le han dicho que allí solo estaban ellas dos, y que eso era lo que había,  y que si quería él debería encargarse de la operación desembarco. . . de los palieres, y que para eso le daban la llave del almacén . . . para que se encargara. . . porque “ya podía ver” que no le quedaba otra, y que ya valía de charla que se iban a despistar y equivocarse.

            Así con cierto mosqueo entre resignado y rebrincado el chófer, camionero, descargador . . . se iba con las llaves a hacerse cargo de la tarea que le vaciara el camión. . .

            Cuando al poco ha sonado un timbre. . . y una de las chicas ha gritado:  ¡El pan! y corriendo, dejando empantanado al cliente que atendía ha corrido hacia el horno de pan, supongo que a desconectarlo, vaya uno a saber, mientras la otra chica atendía su caja y la que había quedado vacía, para que enseguida volvieran ambas a atarearse en su cobro ordenado, como dos competentes dependientas sin que se fueran a permitir ni un descuido que las terminara por perjudicar ., . . en su magros jornales, por descuento añadido a sus pocos euros de sueldo raquítico, cuando el súper funcionaba perfectamente a  cargo de las dos resueltas muchachas. . . en el marasmo sin futuro que nos anuncian a diario los fulanos que nos gobiernan, mientras la patria, con todo, va rumbo al fin del mundo que es el día siguiente, con toda la fuerza en el ánimo de esas dos muchachas luchando por sobrevivir . . . cuando España es esa mucha y la otra y la de más allá, y otras tantas miles y miles con planes de entusiasmo y fe en un porvenir enamorado e imparable, porque, al cabo, será de todas ellas el más allá que nos hunda o ensalce, según las fuerzas que no se den por rendidas, aunque estemos rodeados de corruptos, mentirosos, inmorales, indecentes e indignos. . . desde sus imposturas y maldades. . . para que el día  a día esté en manos de dos muchachas que son el mundo entero en el miniuniverso que es un súper abarrotado de humanidad.

            Y así, pues, va esta España de nuestros dolores y desvergüenzas en manos de los más humildes, al resguardo infecto de los mandantes y mentirosos ungidos de poder y codicia.

 

                        Torre del Mar 2 – marzo – 2.013

2575319 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO