Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Vocalía de Flamenco
La Repompa, una familia de rompe y rasga

14/04/2013.

Amparo Heredia canta un martinete detrás de una silla en la que se sienta Raquel Heredia. Ella empieza a zapatear al compás en el suelo del Auditorio Edgar Neville. Todo está a oscuras. Solo un foco de luz ilumina a las hermanas, flanqueadas por dos palmeros. Una estampa flamenca donde las haya. La familia de La Repompa le puso raza a la Bienal de Flamenco de Málaga con un espectáculo de flamenco puro, con el aire de los tablaos de siempre. Fuente. Diario Sur.

La Repompa le puso raza a la Bienal de Flamenco de Málaga. / Pablo Cobo

La Repompa le puso raza a la Bienal de Flamenco de Málaga. / Pablo Cobo

Rafaela Reyes 'La Repompa', la matriarca de la saga, cerró el espectáculo. Llenó el escenario con sus andares, sus gestos y sus expresiones. Bailó y cantó con la seguridad que da la experiencia y los años sobre las tablas de medio mundo. Le cantó con gracia y salero a la vida, a las cosas cotidianas del día a día. Y siempre con una sonrisa. Era una noche feliz, a ambos lados la jeleaban sus hijas.

Ellas, a las que en el mundo flamenco conocen como La Repompilla, prepararon el terreno a su madre. Amparo Heredia abrió la noche poniendo voz y letra al 'Concierto de Aranjuez' del maestro Rodrigo. Después se atrevería con la mítica 'La leyenda del tiempo' de Camarón. También le cantó a su hermana Raquel, que en su intenso y pasional zapateo fue perdiendo pendientes, flores y arreglos del pelo. La pequeña de los Heredia Reyes bordó un baile complejo. Ambas se entregaron al máximo. Como también lo hizo el joven Iván Vargas, que acompañó a la familia malagueña con un baile cargado de fuerza, en el que clavó el ritmo y el compás.

El espectáculo terminó con un fin de fiesta por bulerías en el que todos se arrancaron a bailar y cantar. El público les despidió en pie entre aplausos y oles

2604663 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO