Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Deportes
Decidirá El Plantío

26/05/2013.

Quedan 90 minutos para conocer qué equipo jugará la próxima temporada en Segunda B y todo sigue abierto. La primera batalla acabó en tablas y será El Plantío el que decida todo. Sólo la madera y Aurreko evitaron que El Palo se marchase de un San Ignacio abarrotado con medio ascenso en el bolsillo. fuente: Málaga Hoy

. El Burgos vino a especular y sólo amenazó a Loren una vez. Su único disparo a puerta llegó al borde del descanso. Desde entonces, tímidas acometidas a balón parado que eran solventadas de manera imponente por Jesule y Nacho Aranda, la pareja de guardia ayer en el feudo paleño. La intención de los locales fue clara, mientras que el 0-0 fue gustando cada vez más a los burgaleses. Marcharse a casa sin encajar un gol puede considerarse un bonito premio para lo mostrado sobre el terreno de juego.

Durán, el mismo que había llevado al equipo al liderato con su importante gol en Melilla, marró la más clara. Preciosa combinación con Gerrit, el mejor de los malagueños, que le dejó sólo ante el portero. Con tiempo para pensar, ajustó tanto que se topó con el palo. La madera repelió hacia fuera el balón y el cántico de alegría que había desatado entre los más de 1.000 aficionados que se dieron cita en el estadio se entremezcló con los suspiros de alivio del centenar de burgaleses que se desplazaron para apoyar a los suyos. Fue, sin duda, la más clara de una primera mitad con color paleño. El equipo de Dani Pérez incidía por las bandas, pero ni Ibon Arrieta ni Antonio Muñoz estuvieron certeros en el remate. Faltó esa pizquita de suerte que ayuda a desnivelar la balanza en este tipo de citas.

Ya en la segunda mitad brilló un jugador por encima del resto, Gerrit. Gobernó el juego aéreo a su antojo. Creó, distribuyó y se atrevió a probar a un Aurreko que le privó de la gloria con un paradón espectacular. Recogió un balón muerto en la frontal y su zurdazo ajustado lo evitó el guardameta con una mano salvadora.

Cada balón colgado por los locales era síntoma de peligro para un Burgos que nunca estuvo cómodo sobre el césped artificial de San Ignacio. Las dimensiones del campo permitían amenazar el área rival con cierta frecuencia. Ahí, Nacho Aranda se erigió en mariscal. Peinó casi todo lo que le llegó y fomentó segundas jugadas que generaron mucho peligro estéril sobre la portería burgalesa. En la otra punta del campo, Loren era un mero espectador. La amenaza de Carralero se quedó en mera teoría ante el buen hacer defensivo del conjunto paleño. Entre Aranda y Jesule secaron al puntal ofensivo del Burgos.

Los minutos finales se fueron enturbiando bajo el sorpresivo arbitraje de Buzzian Mohand. Se lavó las manos en todo lo ocurrido dentro de las áreas de castigo. Dejó sin señalar una pena máxima por mano de José Ángel y evitó cualquier complicación.

La última ocasión estuvo en las botas de Javilillo. Gran centro de Oli desde la izquierda y el malagueño cruzó demasiado con el interior. La pelota besó delicadamente el palo y se marchó fuera. Todo queda abierto para la vuelta. El sueño sigue intacto. La historia está a 90 minutos. Cualquier victoria o empate a goles asciende a los malagueños. ¿Les suena

2624406 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO