Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
JÓVENES

15/06/2013.

Dicen que fueron 12 de 129, los jóvenes que premiados por sus mejores expedientes universitarios plantaron al ministro Wert, tras recoger las acreditaciones de sus merecidos premios, sin estrecharle la mano, en una manifestación visual y contundente del rechazo a su gestión política educativa. Autor: Antonio García Gomez

            Unos dicen que fueron pocos, les llaman casi de todo, desde maleducados hasta asilvestrados, pasando por violentos y desagradecidos, y se quedan tan anchos dejando a salvaguarda al ministro “sin capacidad de consensuar” de ¿las arbitrarias malas educaciones? de algunos de los mejores jóvenes estudiantes de nuestro país.

            Yo, por mi parte, les agradezco profundamente el gesto y con su permiso considero que, de alguna manera, estos valiosos jóvenes, también actuaron en mi nombre ¡gracias!, en el momento que hicieron lo que yo hubiera querido hacer si hubiese tenido esa oportunidad.

            Me he puesto varias veces la camiseta verde para defender la enseñanza pública, he participado en manifestaciones, he firmado comunicaciones, escritos de protesta, reclamaciones individuales y colectivas, , he debatido, he afirmado, he defendido honesta y “muy educadamente” mis propuestas y convicciones, he participado en las huelgas convocadas . . . y me sigo sintiendo mal gobernado por una política que agrede casi impunemente a la educación pública, gratuita, universal y laica. . . y siempre me he quedado con las ganas de hacerme más visible en mi protesta.

            Estoy harto de tanta “huera buena educación” entre adversarios políticos que, como mínimo, habría que exigirles una gestualidad fría y grave, porque las cosas no están ni para sonrisas ni para comportamientos de protocolos “tan correctos” que una y otra vez coadyuven a desactivar el descontento y la discrepancia más absolutas con lo que está sucediendo, visualizando los dos planos, el de la dialéctica política inane y alejada de la realidad social y el del cuerpo a tierra en la cotidianidad dura e implacable, sujetos a una ideología que creíamos superada.

            Cuando resulta que, y refiriéndome en exclusiva al asunto de la educación pública, literalmente resulta que la están desmantelando, cuando sucede que es causa de pecado gravísimo la impartición de una enseñanza que debería ser inexcusable, como debería suponer la educación para la ciudadanía, cuando  a cambio vuelven a meter la religión, un asunto absolutamente privado, en igualdad con otras enseñanzas, cuando resulta que el impedimento para estudiar se va a basar mucho más en la capacidad económica, las matrículas han subido más de un 66% y las becas se han reducido drásticamente, que en el interés, la capacidad y la motivación nacida de una sociedad que cree en la educación para todos,  por y para formar a la mayor parte de la ciudadanía, cuando se ha laminado la investigación científica, cuando se prima la segregación, en contra de un principio sagrado constitucional como es la igualdad, la no discriminación y la integración global y verdadera, cuando se prima la enseñanza privada en aras de una falsa y tramposa “libertad de elección”. . . supone un soplo de aire fresco el comportamiento desenvuelto y tan radical como inofensivo de nuestros jóvenes, aunque solo hayan supuesto, a la carrera y de manera improvisada, un 10%. .  .porque son muchos, porque somos muchos . . . y no nos hemos rendido, no nos rendiremos, porque les queda “convencernos”. . . y mientras eso no suceda la victoria no se producirá. . . por mucho autismo e ideología retrógrada y radical utilicen.

            Y como siempre. .  .confío que la vanguardia de los eternos valores de una sociedad honesta, culta, responsable e igualitaria vuelva a brotar desde los pechos generosos de nuestros mejores jóvenes.

            ¡Gracias!

            Torre del Mar 8 – junio – 2.013

2518692 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO