Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Ecología y medio ambiente
Los vecinos de El Palo quieren limitar a 30 kilómetros por hora la velocidad en el barrio para dar prioridad a peatones y ciclistas

29/06/2013.

La asociación de vecinos presentó hace 2 meses al Ayuntamiento una propuesta, sin respuesta, para evitar que la avenida Salvador Allende sea «una pequeña autovía» Fuente. Revista El Observador

. Hay un movimiento a nivel europeo para lograr reducir la velocidad máxima en ciudad de 50 kilómetros por hora a los 30. En lugares como Barcelona, Córdoba o Vitoria, ya se hacen ensayos con esta modalidad, y arrojan resultados positivos. Bajo esa premisa, la Asociación de Vecinos de El Palo presentó hace dos meses un texto al gobierno municipal incidiendo en dos reclamaciones: reducir la velocidad máxima de circulación en el barrio y regular semáforos. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.
 

 

QUE las ciudades reduzcan la velocidad máxima para circular en ellas de los 50 kilómetros por hora a los 30 no es una reclamación minoritaria. De hecho, existe todo un movimiento ciudadano detrás que recauda firmas en toda la Unión Europea. Más de 3.000 españoles ya han suscrito esta petición, que busca llegar al millón  de firmas. Alemania lidera la tabla con más de 10.000 firmas. Puede acceder a la página de esta reclamación pinchando AQUÍ.

LA asociación de vecinos de El Palo también suscribe esta petición. Hoy se cumplen más de dos meses desde que el colectivo ciudadano presentase una carta al Ayuntamiento de Málaga a la que el consistorio aún no ha dado respuesta. El texto quiere que Málaga calme el tráfico en el barrio y regule los semáforos, para evitar que los vehículos alcancen altas velocidades. Aunque en El Palo la velocidad ya está limitada a los 40 kilómetros por hora, la realidad es que pocos conductores respetan esta restricción. Las señales verticales no se obedecen y los vehículos se ven obligados a correr para no sufrir todos los semáforos rojos a su paso. Es algo que ocurre en, por ejemplo, la avenida Salvador Allende.

ISABEL Herráiz, vecina y voluntaria de la AA.VV. paleña, está convencida de la necesidad de adoptar esta medida. “No es cuestión de cambiar de repente todas las máximas del barrio, que eso asusta a la gente. Puede reducirse la velocidad a 30 en calles por las que de hecho pasan pocos coches. Lo importante es dar prioridad a los peatones y a los ciclistas, y ya, en segundo lugar, a los conductores”. La vecina cree que además es un alivio para los vecinos, al reducirse el ruido. Herráiz,  además, considera que, en lenguaje económico, no es un gasto excesivo. “No es necesario instalar nuevas señales verticales. Basta con  hacer pequeñas modificaciones a las ya existentes o repintar la calzada”. Javier Luque es otro vecino de El Palo, y también responsable de un diario del distrito, ‘ZoyderPalo.com’. Ve bien la medida contemplada por la asociación de vecinos. “Las avenidas ya están limitadas a 40 kilómetros por hora, pero los vehículos se saltan la señalización a la torera”. Afirma que “existe miedo en los pasos de peatones”.

LUQUE coincide en términos con la carta que la asociación de vecinos presentó al consistorio. El exceso de velocidad  “convierte la zona en una pequeña autovía y dificulta la utilización de los pasos de peatones, da miedo arriesgarse a cruzar la avenida Salvador Allende”. La carta, que firma la presidenta de la AA.VV. de El Palo, Mercedes Pirez, también afirma que la adopción de las medidas planteadas “puede ser un ejemplo para otros barrios y ciudades”. Para ello, adjunta dos documentos: un artículo de la revista de la Dirección General de Tráfico (DGT) y un resumen con las motivaciones por las que el consistorio de Vitoria Gasteiz (también gobernado por el Partido Popular) adoptó la decisión de convertir ciertas calles en zona 30, entre las que menciona la reducción de “emisiones contaminantes y del ruido generado por los coches” o del riesgo de sufrir un accidente “en un 50%”.

2620574 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO