Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Noticias de prensa
Jaboneros vuelve a ser aparcamiento ilegal
El Ayuntamiento de Málaga toma medidas para que la situación no vuelva a re

31/07/2013.

Un año más, la llegada del verano supone una avalancha de visitantes a una de las zonas con más solera de la capital. Sobre todo los fines de semana, Pedregalejo y El Palo se convierten en zonas de guerra para los conductores que buscan un aparcamiento cerca del chiringuito o de la playa. Fuente: La opinió de Málaga

Históricamente, la paciencia siempre ha tenido un límite en la zona Este y los conductores acaban por colocar sus coches en cualquier esquina o acera

Históricamente, la paciencia siempre ha tenido un límite en la zona Este y los conductores acaban por colocar sus coches en cualquier esquina o acera

Históricamente, la paciencia siempre ha tenido un límite en la zona Este y los conductores acaban por colocar sus coches en cualquier esquina o acera ante la vista gorda de la autoridad competente. La imagen más extrema se ha vivido en los últimos veranos, cuando la desembocadura del arroyo Jaboneros y la mismísima playa de las Acacias eran tomadas literalmente por decenas de vehículos cuyos conductores no se ruborizaban al aparcar a la altura de las duchas o de las últimas filas de toallas. Incluso Google Maps recoge los primeros pasos de la tendencia en su foto satélite, que ya cuenta con varios años de antigüedad.

Aunque este año la situación no parece –por ahora– comparable, al ciudadano le hace falta muy poco para pedirle la mano al barrio y arrancarle el brazo de cuajo. Como el pasado fin de semana, cuando los vecinos de la zona pudieron ver cómo los primeros vehículos de la temporada se colocaban uno a uno, en batería, a ambos lados del cauce de Jaboneros. Esta vez, los rapaces conductores aprovecharon la rampa de tierra que los operarios del Ayuntamiento de Málaga han creado entre el puente que une Pedregalejo y El Palo a través de calle Bolivia y la avenida Salvador Allende y la calle Almirante Enríquez. Como muestran las fotos de Alfonso Vázquez, más de una veintena de turismos se reparten el cauce más cercano a un acceso que no ofrece muchas garantías de seguridad. Incluso, un hombre con un peto naranja hizo de aparcacoches para poner cierto orden en la entrada y salida de vehículos.

Según explicó ayer la concejala del Distrito Este, Carmen Casero, «se trata de una rampa provisional creada por los operarios de Emasa para facilitar el acceso a la maquinaria pesada que necesitan para las obras que están realizando en la zona». De hecho, la edil aseguró que cuando los operarios no están trabajando colocan una vaya amarilla para que no puedan pasar vehículos. Alertada por este periódico, la edil reconoció que esa medida quizás no haya sido suficiente. «A los trabajadores de Emasa le quedan al menos dos semanas de obras, pero le hemos pedido a los responsables de la misma que intenten poner un cerramiento más consistente que evite que la situación se repita», aseguró Casero minutos después de realizar sus correspondientes gestiones

2438128 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO