Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
A la memoria de Antoni Benaiges, el maestro que prometió el mar.

22/09/2013.

La memoria de la desmemoria, la memoria oculta tras los visillos del miedo insuperable, del silencio amordazado, la memoria indignada e invencible que no ceja, la memoria de la justicia y la verdad, la memoria arrebatada y no vencida, la memoria callada y amedrentada, la memoria de las Españas que mintieron, de las Españas que se desangraron, de las Españas que se odiaron, . . .de la España que preserva la memoria de los crímenes, en nombre de quienes yacen en el olvido de la incuria y la maldad, derrotados y asesinados . . .cada día, de nuevo, en la cuneta del olvido promulgado y, con todo, no aplastado, enterrado. Texto: ANTONIO GARCIA GOMEZ

A la memoria de “un maestro que prometió el mar” a sus alumnos de un pueblo de La Bureba, en La Castilla monumental y gaznápira, rural e imperial, triste y olvidada, atrasada y devota, en Bañuelos de La Bureba, en una pequeña y desvencijada escuela mesetaria, de adobe y desprecio, con sus innovadores métodos pedagógicos, maestro de sus niños, tan olvidados, tan insustituibles en el futuro de un país que se suicidaba, con una pequeña imprenta rural que nos dejaron sus “pequeños mensajes” de aquellos críos, mocosos y entregados a la santa ilusión de aprender y de soñar, :. . . “El mar será muy ancho y muy grande. Pero sobre todo hondo. El agua estará más caliente que la de los ríos. Y debe ser muy salada, (Anita). . . El mar es muy grande y para pasar a otro pueblo hay que pasar en barco y me figuro que a veces estará más de una hora, (José). . . Yo no he visto nunca el mar. El maestro nos dice que iremos a bañarnos, (Lucía). . . Dice ernando que será como de Vallejopablo al cerro de Quebrantalinos de ancho, metros y metros de hondo, (Antonio). . . En el mar pescarán la merluza y el bacalao, toda clase de pescados, (Emerenciana). . . Será de hondo como dos veces la veleta de la torre. Y tendrá dos metros de largura, (Baldomero). .  .Un hombre tenía cuidado de que no se ahogasen. A uno le sacó porque se ahogaba. El mar estará muy claro, porque si no es tontada que quieran bañarse, (Soledad). . . En el mar se criarán zapateros (peces), (Eladio). .  .Yo no he visto el mar. El maestro nos dice que iremos a bañarnos, (Florentina). . . El mar es por donde andan los barcos, en el mar habrá más agua que toda la tierra que yo he visto, (Severino). . . El mar será muy grande. Yo no lo sé porque no he estado allá. También será muy ancho y tampoco sé si es ancho o no lo es, (Natividad). .  . Los que nadan allí tienen casillas para secarse y dejar la ropa, (Isaías). . .”.

                        A la memoria de los maestros que prometieron el mar y cayeron bajo el odio ametrallado, en el confín de los miedos insuperables que callaron tanto y aún temen, mientras desgranan los recuerdos que les prometían el mar, mientras la vida continuó triste, miserable y acobardada, en un rincón olvidado de la Castilla, capital del Imperio que mataba en nombre del orden y el poder vesánico de quienes odiaron tanto. . . que aún hoy se huye de la verdad, de la memoria que nos devuelve el horror y el crimen que asoló nuestra tierra agazapada, nuestra patria prisionera de la cruz y la espada, bajo palio, bajo la venganza de quienes sabían que jamás podrían convencer del por qué del fusilamiento del maestro. . . Antoni Benaiges . . . que prometió el mar . . . a sus alumnos. . . 

                        Mientras disimularon tanto  y callaron tanto que aún se tiembla y se teme.  . . cuando aún persiste el odio y el miedo. . .

 

                        Torre del Mar 24 – septiembre – 2.013

2520911 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO