Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Opinión
"EL CAMARADA VALLS"

24/10/2013.

En el pináculo de su prestigio, con un apoyo de la derecha del 89% y de la izquierda del 68%, convencido de que «el protocolo y el reglamento» se han cumplido escrupulosamente y que por lo tanto la familia gitana expulsada de Francia «ha sido bien expulsada» y que, por lo tanto, la emoción ha sido supeditada a la ley, y se acabó, a hacerse bien la carrera política en dirección a la presidencia francesa Texto: ANTONIO GARCIA GOMEZ

Y todos tan contentos, algunos mesándose la conciencia y el resto pelillos a la mar porque seguro que se lo tenían bien merecido, por gitanos, por marginales, por indigeribles por una sociedad donde el protocolo y el reglamento van por delante de cualquier otra estrategia ¿“emocional”?.

Aunque se haga alta política como afirma “el camarada Valls”: “Lo importante no es mi persona. Lo importante es Francia”, aunque estemos hablando de franceses y no de menores escolarizados que ya se sabe que, al cabo, son sujetos de la aplicación estricta del protocolo y el reglamento.

Y así se encienden los fervores, las alarmas y los miedos, congeniando los visionarios con sus masas enfervorizadas para que se expulse al sobrante, por humano que sea ese lastre.

Porque al fin el discurso xenófobo y patriótico vende muy bien entre los naturales, arremolinados en su tierra de bien, acogidos y protegidos contra el enemigo que venga de fuera, aunque venga huyendo, muerto de hambre, de necesidad y de cultura. . . “distinta a la propia”.

Aunque en los principios de La República se proclamen la libertad, la igualdad y la fraternidad, valores que van perdiéndose a la carrera, incluso empezando por el principio de la hermandad universal.

Por aquí la cosa con su singular desvergüenza, mientras crecen los millonarios, ya superan los 402.000 cuyas fortunas superan el millón de euros, mientras los pobres, por debajo del umbral de la miseria más inhumana, ya desbordan los 3 millones, cuando la patria “es lo primero” que vender, unida y floreciente, ahora que “nos prometen” una “muchedumbre de nuevas y excelentes expectativas”, dixit Mentira, perdón, digo Montoro, y aquí todos muy apretados sobre sí mismos sin fuerzas centrífugas que vengan a estropear el discurso oficial, sin que nadie se decida a llamarles a la cara falaces y mendaces, cuando ya han esquilmado a una clase media perdida en la precariedad y el miedo, devastada una clase baja hundida en la pobreza literalmente.

Mientras “el camarada Valls” en la vecina Galia nos asegura que “el protocolo y el reglamento se han cumplido”.

 

Torre del Mar 25 – octubre – 2.013

2623008 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO