Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Ecología y medio ambiente
La magia de Picasso se une a la de Gauguin en una muestra

03/07/2007.

ALFONSO VÁZQUEZ. El genio inagotable de Pablo Picasso permite que cualquiera de sus obras pueda ser objeto de una exposición, poniéndola en contexto con otras. Eso es lo que ha hecho el Museo Picasso con una figurita de madera que tiene mucha historia detrás.

La historia comenzó hace cien años, cuando el artista malagueño, por consejo de un amigo, visita el museo etnográfico del Trocadero, en París. Picasso se topará con el arte de África y Oceanía y de ese encuentro, saldrá el cuadro de `Las señoritas de Aviñón´, pero entre otras cosas, también la talla de un idolillo de madera, seguramente realizado con la pata de alguna mesa, que Picasso regaló, como si fuera una muñeca, a la hija de un vecino.
Mucho tiempo después, en los años 60, el artista realizó otra versión de la obra, en bronce. Esta última forma parte de los fondos del museo malagueño, mientras que la talla de 1907 ha sido cedida por un museo canadiense.
Los visitantes podrán ver, además de estas dos creaciones picassianas, obras de arte africano, algunas de las cuales el propio Picasso pudo admirar hace un siglo en el Trocadero.
Destaca una poderosa figura del Congo, con una caja en el vientre, donde el hechicero le introducía una serie de hierbas. La figura se encuentra atada porque se creía que así podían controlar su potente magia.
Lo más curioso es comprobar cómo estas figuras se parecen entre sí, aunque las separen miles de kilómetros y cientos de años. En la muestra puede admirarse una muñeca de los indios de Arizona, de hacia 1920, que nos recuerda el arte africano (y el picassiano).
Completa la muestra una verdadera joya: una madera tallada por Gauguin, uno de los primeros artistas que se interesaron por las culturas no occidentales, y que es un homenaje a la siesta de un fauno de Mallarmé, aunque con preciosos guiños a latitudes más exóticas.
La exposición puede verse hasta el 16 de septiembre y como todas las que hasta la fecha se realizan en este museo, merece la pena.

El paredón

Los vecinos del Puente del Carmen siguen expresando con pancartas su protesta ante la llegada de un "paredón-foso", como lo llaman, para dar salida a tanto coche.

Entrega hasta el final

La pasada semana fallecía tras una larga enfermedad Pedro Dito, durante doce años presidente de la asociación de vecinos de la barriada de La Princesa, en la Carretera de Cádiz y responsable de la asociación de mayores.
Pedro, siempre afable, querido por los vecinos y con una capacidad de entrega fuera de duda, trabajó a destajo para mejorar las condiciones de vida de La Princesa.
Ahora que el vecino polígono industrial va a desaparecer, el Ayuntamiento tiene sitio suficiente como para dedicarle una calle o una plaza, que ya se merecía en vida. Descanse en paz.

LA OPINION DE MALAGA

2518733 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO