Asociación de Vecinos de El Palo

El Copo Digital Actualidad

Deportes
Fallece Nilton Santos, el mejor lateral zurdo de la historia
Una verdadera leyenda del fútbol mundial

28/11/2013.

Leyenda de Botafogo y la »canarinha», fue nombrado por la FIFA »el mejor lateral izquierdo del siglo XX» »La enciclopedia» ganó los Mundiales de Suecia 1958 y Chile 1962 Protagonista del »no» penalti a España en el Mundial de Chile 1962. fuente: Diario El Mundo

Nilton Santos.

Nilton Santos.

Describía entre risas la cara roja, más roja, a cada paso más y más roja del que fuera su seleccionador, Vicente Feola. "Tócala y para atrás", le decía el técnico, "tócala y para atrás", le gritaba luego. Pero nada. Arrambló con el balón y no se cansó de superar defensas, veloz, siempre veloz, hasta que se sintió dentro del área y pudo cruzar el disparo. Era el debut de Brasil en el Mundial de 1958, el primero que acabaría ganando, y Nilton Santos, el lateral izquierdo, marcaba el 2-0 a Austria ante el embobadísimo público de Uddevalla, Suecia. ¿Qué era aquello? Aquello era el fútbol moderno.

"De los laterales de ahora no envidio la fama o el dinero pero sí la libertad. Feola me gritaba en aquella jugada como un desesperado y luego sólo me elogió porque marqué. Si hubiera fallado y nos hubieran marcado al contraataque, me habría ahorcado", explicaba con sorna Santos, también campeón cuatro años más tarde, en Chile 1962, nombrado por la FIFA recientemente mejor lateral izquierdo de la historia. Un pionero, uno de los primeros defensas en incorporarse al ataque. "Ahora pueden atacar, todos atacan, ese es el legado que me hemos dejado", añadía y en su discurso, un recuerdo a otro precursor, Djalma Santos, que falleció el pasado verano, la banda derecha de aquella 'canarinha' de Pelé.

Con el gran Mané Garrincha, leyendas de Botafogo

Santos, que era apodado 'A Enciclopédia do Futebol' por su amplio conocimiento del juego, nació en Río de Janeiro en 1925 y poco tardó en ingresar en los juveniles del Botafogo, club ya para toda la vida. Allí debutó en 1948 y jugó 729 partidos (récord de la entidad) marcando 11 goles. Allí alzó varios títulos interestatales y logró un subcampeonato del Brasileirao en 1962. Allí se hizo un nombre para debutar con Brasil en 1949, siendo suplente ya en el Mundial de 1950 antes de completar 75 internacionalidades. Y allí, sobre todo, encontró un amigo para toda la vida, un ídolo para él y para tantos, Mané Garrincha.

"Cuando subió al primer equipo [en 1953], yo ya era un defensa respetado, internacional, pero el primer día, jugando él con los reservas, me hizo un 'caño'. Pedí que le hicieran titular inmediatamente, no me quería enfrentarme a él", detallaba Santos que fue también protagonista de la ya olvidada desdicha de España en los Mundiales.

En el último partido de la fase de grupos de Chile 1962, una victoria daba el pase a cuartos, y la selección entonces dirigida por Helenio Herrera vencía en los primeros minutos de la segunda parte por 1-0 con gol de Adelardo. Todo a favor pues, y más aún cuando Santos zancadilleó a Enrique Collar, jugador del Atlético de Madrid, dentro del área. Penalti claro, era el 2-0 pero... 'cloc' y 'cloc'. Rápido y muy listo, el brasileño dio dos pasitos al frente, se plantó tranquilo sobre la línea y engañó a todos. El árbitro local, Sergio Bustamente, sólo señaló falta. Brasil acabó remontando con dos goles de Amarildo y, al final, campeones.

"Fue un puro engaño, lo que se aprendía en las pachangas", anotaba Santos, que dejó una esposa, Celia, y vivió sus últimos años aquejado por el Alzheimer. Antes, eso sí, pudo presentar su biografía 'Minha bola, Minha vida' y amenizar numerosos programas de televisión y radio brasileños con sus anécdotas, a solas o con Garrincha. La cara roja de Feola, los dos pasitos con Collar en el suelo... Un lateral genial, un pionero en el fútbol.

Nilton dos Santos nació en Río de Janeiro el 16 de mayo de 1925 y falleció en la misma ciudad el 27 de noviembre de 2013

2623005 visitas. Asociación de Vecinos y Vecinas de El Palo © 2017. Info. legal
Diseño web AgeO